HebRootsHeader
Home HebRoots Study Hall Torah & Grace Galatians Sabbath & Festivals Acts 15 Ephraim & Judah 2 Houses & NT
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
HebRoots Teachers HebRoots Ministries Audio Teachings Video Teachings Weekly Teachings Eddie's Books Hebraic Perspective Bride of Messiah
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
Basics of Judaism Israel Messianic Jewish/Israel Exile/Redemption Hebrew Language Tabernacle Mikvah/Immersion Olive Tree
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
Babylon/One World Gov Bible Prophecy Newsgroup Archives Church History Webstore Support Us Contact Us
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
Hebraic Roots Discipleship Program 
Studying Hebraic Roots?
 
Hebraic Roots Webstore 
Join our Network! 
 

Hand Click Now Hand


Yeshua: The Hebrew Word for Jesus
Yeshua



Eddie's Books
Quick Jump Menu


Restoring the Two Houses of Israel
The Seven Festivals of the Messiah
Who is the Bride of Christ?
Restaurando Las Dos Casas de Israel
Las Siete Fiestas del Mesias
?Quien es la Novia de Cristo?
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1

Free Audio Teachings






Las Siete Fiestas Del Mesias

CAPITULO 7

Rosh HaShanah

 

La Epoca de Teshuvah

La época conocida como Teshuvah, que en hebreo significa "regresar o arrepentirse", da inicio el primer día del mes de Elul y dura 40 días, terminando con Yom Kippur. Pasados 30 días de Teshuvah, el 1 de Tishrei, llega Rosh HaShanah. Esta fiesta da inicio al período final de diez días que comienza con Rosh HaShanah y termina con Yom Kippur. Estos son conocidos como Días Santísimos y Días Temibles (Yamim Nora'im, los días de asombro). Al Sabat que cae en ese período de diez días se le conoce como Shabbat Shuvah, el Sabat del Regreso. Cinco días después de Yom Kippur llega la fiesta de Sukkot, la Fiesta de los Tabernáculos. Teshuvah da inicio el 1 de Elul y termina el 10 de Tishrei, Yom Kippur. Cada mañana, durante los 30 días del mes de Elul, se hace sonar la trompeta (shofar) o el cuerno de carnero, para llamar al pueblo a arrepentimiento y que vuelva a Dios.

Teshuvah (el arrepentimiento) incluye a todo tipo de personas. Aquellos que creen en el Mesías son llamados a examinar sus vidas y descubrir dónde se apartaron de Dios. Es un llamado a examinar las Escrituras y la evidencia que muestra que el Mesías era quien dijo ser.

Di-s siempre ha tenido en su corazón advertir a su pueblo antes de proclamar y enviar juicio. Di-s advirtió a la gente antes del diluvio y envió una advertencia a Nínive antes de ser destruida. El no desea que nadie reciba la ira de Su juicio (Ezequiel [Yechezekel] 18:21-23,30-32; Sofonías 2:1-3; 33:1-7; 2 Pedro 3:9).

El mes completo de Elul constituye un proceso de 30 días para prepararse a través de un autoexamen y arrepentimiento para los próximos Días Santísimos. Se suena el shofar, después de cada servicio matinal. También, al final de la liturgia matinal y vespertina, se recita el Salmo 27, que comienza diciendo "Jehová es mi luz y mi salvación". El mensaje que se envía desde el 1 de Elul hasta Rosh HaShanah es claro: Arrepiéntanse antes de Rosh HaShanah. No esperen hasta después que pase Rosh HaShanah, ya que entonces se encontrarán en los Días Temibles.

Hay frases que nos ayudan a identificar los días de la época de Teshuvah (arrepentimiento). Así como algunos extranjeros no están familiarizados con las fiestas americanas del Día de Acción de Gracias, "el Día del Pavo" o "el Día de los Peregrinos", los creyentes en Yeshua no judíos pueden llegar a confundirse con los diferentes nombres que reciben las principales fiestas del Señ-r.

 

Rosh HaShanah: Nombres, Temas y Frases

  1. Teshuvah (arrepentimiento)

  2. Rosh HaShanah (Cabeza del Año, Nacimiento del Mundo)

  3. Yom Teruah (el Día del Despertar [Fiesta de las Trompetas])

  4. Yom HaDin (el Día del Juicio)

  5. HaMelech (la Coronación del Mesías)

  6. Yom HaZikkaron (el Día de la Rememoración o el memorial)

  7. El tiempo de la angustia de Jacob (Ya'akov) o los dolores de parto del Mesías (Chevlai shel Mashiach)

  8. La apertura de las puertas

  9. Kiddushin/Nesu'in (la ceremonia de la boda)

  10. La resurrección de los muertos y el rapto (natzal)

  11. La última trompeta (shofar)

  12. Yom Hakeseh (el día escondido)

 

Rosh HaShanah: La Cabeza del Año

(El Nacimiento del Mundo)

Rosh HaShanah marca el inicio de un nuevo año judío y forma parte del período de arrepentimiento. Rosh en hebreo significa "principal o cabeza" y shanah significa "año". Rosh HaShanah es la cabeza del año en el calendario civil y también se le conoce como el día de nacimiento del mundo, dado que el mundo fue creado en este día (Talmud, Rosh Hashanah 11a).

Según la tradición judía, se cree que Adán fue creado en este día (Mishnah, San Hedrin 38b). ¿Cómo se llegó a determinar que éste fue el día en que el mundo fue creado? Se basan en las primeras palabras del Libro de Génesis (Bereishit), "en el principio", ya que cuando se invierten estas palabras, se lee Aleph b’Tishrei, es decir, "el primero de Tishrei". Por lo tanto, a Rosh HaShanah se le conoce como el nacimiento del mundo, ya que la tradición nos dice que el mundo fue creado en ese día.

Nota: Hay cuatro años nuevos en el calendario judío. El 1 de Nisán es el Año Nuevo del día de reyes (el día que determina la cantidad de años que ha reinado un rey) y también para los meses (Nisán es el primer mes). El 1 de Elul es el año nuevo para el diezmo de animales. El 15 (Tu Bishvat) de Shevar, es el año nuevo de los árboles y el 1 de Tishrei es el año nuevo de los años. También marca el aniversario de la creación del mundo.

 

Período de Observancia

Rosh HaShanah se observa durante dos días, en el primero y el segundo día del mes hebreo de Tishrei (generalmente en septiembre y octubre), que es el primer mes del calendario bíblico civil. El mes de Tishrei corresponde al séptimo mes del calendario bíblico religioso. Puede parecer extraño que Rosh HaShanah, el Año Nuevo, se celebre en el primero y segundo día de Tishrei, el séptimo mes del calendario bíblico religioso. La razón por la que Rosh HaShanah cae en el séptimo mes del calendario bíblico religioso, es porque Di-s instituyó el mes de Nisán como el primer mes del año en conmemoración de la liberación divina de Israel de su esclavitud en Egipto (Exodo [Shemot] 12:2; 13:4). Sin embargo, según la tradición, el mundo fue creado en Tishrei o, para ser más exactos, Adán y Eva fueron creados en el primer día de Tishrei y por ello el ciclo anual se inicia en el mes de Tishrei. Por lo tanto, Rosh HaShanah se celebra es estas fechas.

 

¿Por Qué Rosh HaShanah Dura Dos Días?

A diferencia de las demás fiestas que son celebradas en la Diáspora (la dispersión, refiriéndose a los judíos que viven fuera de la Tierra Santa de Israel), Rosh HaShanah se celebra durante dos días dada la incertidumbre de celebrar las fiestas en el día preciso y correcto del calendario. Rosh HaShanah es la única fiesta que se celebra durante dos días en Israel. Al igual que las demás fiestas, la incertidumbre se debía al calendario que dependía de la promulgación de la luna nueva, la cual designa el inicio de cada nuevo mes, por decreto de la corte rabínica en Jerusalén (Yerushalayim), en los tiempos antiguos. La definición de la celebración de Rosh HaShanah se complica por el hecho de que esta fiesta cae en Rosh Chodesh, la luna nueva en sí. Por lo tanto, aun en Jerusalén (Yerushalayim), era difícil hacer saber a todos el día preciso en el que iniciaba el Año Nuevo. En Israel, para resolver este problema, se decidió celebrar la fiesta de Rosh HaShanah durante dos días. Al crear un Rosh HaShanah de dos días, también se pretendía fortalecer la observancia de cada día; según la perspectiva rabínica. Los dos días se consideran como un yoma arikhta, un solo día largo.

 

Yom Teruah: El Día del Despertar por el Trompetazo

En el Salmo (Tehillim) 98:6 está escrito: "Aclamad con trompetas y sonidos de bocina, delante del rey Jehová". La bendición que recibimos de Di-s al tener entendimiento del significado de Rosh HaShanah y del sonido de la trompeta (shofar) se encuentra en el Salmo (Tehillim) 89:15, como está escrito: "Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte (con el sonido de la trompeta)..."

Rosh HaShanah se conoce en la Torá como Yom Teruah, el Día del Sonido del Shofar (o el Día del Despertar). En Yom Teruah, el Día del Sonido del Shofar, es obligatorio que cada persona oiga (shema) el sonido del shofar. El mitzvah (o mandamiento bíblico [Juan (Yochanan) 14:15]) del shofar, es oír (shema) el sonido del shofar -no tocarlo uno mismo- de allí la bendición de "oír el sonido del shofar".

Teruah significa "un trompetazo que despierta". Uno de los temas asociados con Rosh HaShanah es el tema del "despertar". Teruah también es traducido como el "grito". El Libro de Isaías (Yeshayahu), capítulo 12, coloca este grito en el contexto del reinado de mil años del Mesías, el Athid Lavo. También se menciona la era mesiánica y el grito en Isaías (Yeshayahu) 42:11; 44:23; Jeremías (Yermiyahu) 31:7; y Sofonías 3:14. La primera venida de Yeshua está asociada con un grito en Zacarías 9:9. El último grito es el rapto (natzal), en 1 Tesalonicenses 4:16-17.

Ya sea con el sonido de un shofar o con la fuerza de un grito sobrenatural, el objetivo de Di-s es despertarnos. Por esta razón está escrito: "...Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo" (Efesios 5:14). El libro de los Efesios tiene muchas referencias a Rosh HaShanah y los Días Santísimos. Por ejemplo, en Efesios 4:30, ser sellados para el día de la redención se refiere a Yom Kippur, el Día de la Expiación. Di-s nos dio esta fiesta para enseñarnos acerca del juicio que vendrá en el día de Rosh HaShanah, y seremos sellados cuando se cierren las puertas (neilah) en Yom Kippur.

Isaías (Yeshayahu) 26:19 habla de la resurrección. La palabra "despertad" está asociada con la resurrección, como está escrito: "Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas y la tierra dará sus muertos" (Isaías [Yeshayahu] 26:19).

El tema de despertar del sueño es usado a lo largo de la Biblia. Se encuentra en Juan (Yochanan) 11:11; Romanos 13:11; Daniel 12:1-2; y Salmos (Tehillim) 78:65. En Isaías 51:9 está escrito: "Despiértate, despiértate, vístete de poder, o brazo de Jehová; despiértate como en el tiempo antiguo, en los siglos pasados...". El brazo del Señor es un término que simboliza al Mesías en Isaías (Yeshayahu) 53:1. La palabra brazo en hebreo es zeroah. Durante la Pascua (Pesach), un hueso conocido como zeroah es colocado en el plato. Así, "despierta" es una expresión que se relaciona con Rosh HaShanah. En Isaías (Yeshayahu) 51:9, el despertar está asociado con la venida del Mesías.

El shofar es el instrumento físico del que Di-s nos instruyó oir (shema) su sonido, para llevarnos a que despertemos del sueño espiritual (1 Corintios 15:46).

En los días antiguos, el shofar era usado en ocasiones muy solemnes. La primera mención del shofar es en conexión con la revelación en el Monte Sinaí, cuando el sonido del shofar era demasiado fuerte y todos los que se encontraban en el campamento temblaron (Exodo [Shemot] 19:16b). Por tanto, el shofar que escuchamos en el día de Rosh HaShanah debe servirnos como un recordatorio de nuestra aceptación de la Torá (Biblia) y el compromiso con ella. El shofar también solía tocarse cuando se estaba en guerra con un enemigo peligroso. Asimismo, el que escuchamos en Rosh HaShanah debe servirnos como un grito de guerra cuando libramos batalla contra nuestro enemigo interior –nuestras inclinaciones pecaminosas y las pasiones, al igual que con el mismo diablo, Ha Satan. El shofar también se tocaba en el Año del Jubileo, anunciando la libertad de la esclavitud (Levítico [Vayikra] 25:9-10).

Espiritualmente (halacha), esto se refiere a la libertad de la esclavitud del pecado, los deseos de este mundo y la obediencia al diablo (Romanos 6:12-13; Santiago 4:4).

Otra razón por la que se suena el shofar, es que Rosh Hashanah es la celebración del nacimiento de la creación y Di-s comenzó a reinar sobre el mundo en este día. Cuando un rey inicia su reinado, se anuncia con trompetas. Es por ello que se lee el Salmo 47 antes del sonido del shofar; como un llamado a las naciones: "... Cantad a nuestro Rey, cantad; porque Dios es el Rey de toda la tierra..." (Salmos [Tehillim] 47:6-7). También se toca antes, como está referido en el versículo anterior (Salmo 47:5): "Subió Dios con júbilo, Jehová con sonido de trompeta".

Según la tradición judía, se han presentado muchas explicaciones acerca del toque del shofar: El cuerno del carnero se identifica con el carnero que sirvió de substituto en el sacrificio de Isaac (Yitzchak) en Génesis (Bereishit) 22:1-19. La entrega de la Torá en el Monte Sinaí también fue acompañada del sonido del shofar (Exodo [Shemot] 19:19). La proclamación del Jubileo también era acompañada del toque del shofar (Levítico [Vayikra] 25:9-11). El comienzo de la era mesiánica será anunciada con el sonido de un gran shofar (Isaías [Yeshayahu] 27:13). El libro Puertas del Arrepentimiento cita el llamado de Maimonides a que despertemos del sueño espiritual:

Despierta, tú que duermes. Lévantate tú que duermes, de tu sueño. Examina tus actos, y vuélvete a Di-s en arrepentimiento. Acuérdate de tu Creador, tú que te ves atrapado en la rutina diaria, perdiendo de vista la verdad eterna; tú estás desperdiciando tus años en vanos objetivos que no te dan ningún beneficio, ni te salvan. Examínate atentamente; mejora tus caminos y tus actos. Abandonad vuestros caminos errados, vuestras tretas indignas, cada uno de vosotros. (Yad Hichot Teshuva 3.4).

Cuando los rabinos leen la frase: "Despierta, oh Israel", ellos lo identifican como algo referente a Rosh HaShanah. El sonido del shofar se realizaba en el Templo (Beit HaMikdash) en Rosh HaShanah (Nehemías 8:1-3).

      El shofar también se tocaba en el templo al inicio de cada sabat (shabbat), todas las semanas. Hay dos tipos de trompetas usadas en la Biblia:

  1. La trompeta de plata, y
  2. El shofar, o cuerno de carnero.

En el Sabat, había en el Templo (Beit HaMikdash) un letrero colgado en la pared que leía: "A la casa del sonido de la trompeta [shofar]." Cada sabat (shabbat), dos hombres con trompeta de plata y un hombre con un shofar sonaban tres trompetazos dos veces al día. En Rosh HaShanah, es diferente. El shofar es la trompeta principal. En Rosh HaShanah, el primer toque se realiza con un shofar, el segundo con una trompeta de plata y luego, el tercero, con un shofar. Las trompetas de plata y la asamblea en el templo están especificadas en el Libro de Números (Bamidbar) capítulo 10.

Según Levítico (Vayikra) 23:24 y Números (Bamidbar) 29:1, Rosh HaShanah es el día del sonido de las trompetas. Según el Mishna (Rosh HaShanah 16a; Rosh HaShanah 3:3), la trompeta que se usa en este caso es el cuerno del carnero, no las trompetas hechas de metal, que están descritas en Números (Bamidbar) capítulo 10.

 

El Uso del Shofar en la Biblia

El shofar o cuerno de carnero siempre ha ocupado un lugar prominente en la historia del pueblo de Di-s en la Biblia:

  1. La Torá fue entregada al pueblo de Israel acompañada del sonido del shofar (Exodo [Shemot] 19:19).

  2. Israel venció en la batalla de Jericó con el toque de shofar (Josué 6:20).

  3. La venida del Mesías será anunciada a Israel con el sonido del shofar (Zacarías 9:14,16).

  4. El shofar se tocará cuando regresen los exiliados de Israel a su tierra (Isaías [Yeshayahu] 27:13).

  5. El shofar sonaba para convocar a los israelitas durante la guerra (Jueces [Shoftim] 3:27; 2 Samuel 20:1).

  6. El atalaya que estaba sobre los muros de Jerusalén tocó el shofar (Ezequiel [Yechezekel] 33:3-6).

  7. El shofar sonaba al inicio del año del Jubileo (Levítico [Vayikra] 25:9).

  8. El shofar es un recordatorio de la soberanía de Di-s (Salmo [Tehillim] 47:5).

  9. El cuerno del carnero, el shofar, es un recordatorio del sacrificio de Isaac llevado a cabo por Abraham y de la provisión que Dios hizo de un carnero como substituto (Génesis [Bereishit] 22:13).

  10. El shofar se tocaba para anunciar el inicio de las fiestas (Números [Bamidbar] 10:10). El shofar se tocaba para celebrar la luna nueva en Rosh HaShanah (Salmo 81:1-3).

  11. El sonido del shofar sirve como señal para el llamado al arrepentimiento (Isaías [Yeshayahu] 58:1).

  12. El sonido del shofar marca el día del Señor (Joel 2:1).

  13. El sonido del shofar sonará para el rapto de los creyentes y la resurrección de los muertos (1 Tesalonicenses 4:16).

  14. Juan fue llevado al Cielo en el libro de Apocalipsis con el sonido del shofar (Apocalipsis 4:1).

  15. Siete shofarim se tocarán cuando Dios juzgue la tierra durante la tribulación (Apocalipsis 8-9).

  16. El shofar se usaba en la coronación de los reyes (1 Reyes [Melachim] 1:34,39).

 

Yom HaDin: El Día del Juicio

Otro nombre que se le da Rosh HaShanah es Yom HaDin, el Día del Juicio. Se cree que en este día Di-s se sentará en la corte celestial y todos las personas pasarán delante de El para ser juzgadas. Se abrirán tres grandes libros, a la vez que cada persona es puesta en la balanza y se determina en cual de las tres categorías pertenece (Talmud, Rosh HaShanah 6b). Se ha enseñado que la escuela de Shammai dice que habrá tres clases de personas en el Día de Juicio final: los justos, los inicuos y los intermedios. Los justos son inscritos y sellados de inmediato para la vida eterna; los inicuos son inscritos y sellados de inmediato para perdición (Talmud, Rosh HaShanah 16b-17a).

Los justos van a ser separados y estarán con Di-s. Esto es conocido por los creyentes como el rapto, que en hebreo es el natzal. Los inicuos enfrentarán la ira de Di-s durante el período de la tribulación (Yamim Nora'im), conocido en hebreo como Chevlai shel Mashiach y no se arrepentirán. La persona intermedia tiene hasta Yom Kippur para arrepentirse, antes que su destino sea sellado por siempre. En otras palabras, la persona intermedia tendrá hasta el final de los siete años de tribulación para arrepentirse y volverse a Di-s. En Rosh HaShanah, la persona intermedia será juzgada por Di-s y no será inscrita en el libro de la vida ni en el libro de los inicuos. Su destino aun está por decidirse. Las personas intermedias y los inicuos deberán pasar los "Días Temibles", la tribulación, hasta que llegue el día de Yom Kippur (el final de la tribulación, cuando su destino será sellado por siempre). Una vez el nombre de alguien está inscrito en el libro de los inicuos, ya nunca podrá ser borrado (Apocalipsis 17:8). Estas son las personas que jamás aceptarán al Mesías Yeshua.

El año tiene 12 meses e Israel tiene 12 tribus. Cada mes del año judío simboliza a una de las tribus de Israel. El mes de Tishri es el mes de la tribu de Dan. Este hecho tiene significado simbólico, ya que Dan es hijo de Bilha, la sierva de Raquel. Raquel dijo: "Me juzgó [dannani] Dios, y también oyó mi voz..." (Génesis [Bereishit] 30:6). El nombre Dan y la palabra din (tal como se lee en Yom HaDin, Día de Juicio), se derivan de la misma raíz, simbolizando que Tishrei es el tiempo del juicio divino y del perdón. Igualmente, cada mes del calendario judío le corresponde un signo del zodíaco (en hebreo, Mazal). El símbolo del zodíaco para el mes de Tishrei son las Pesas, lo cual simboliza el Día del Juicio.

 

HaMelech: La Coronación del Rey

El reconocimiento que Di-s es el Rey está vívidamente representado en la perspectiva judía del entendimiento que Adán tenía de que su Creador divino era Rey de todo el Universo. Era la tarde del sexto día de la creación del mundo, cuando Adán abrió sus ojos y vio un bello mundo a su alrededor. Desde ese mismo momento, él supo que Di-s había creado el mundo y a él también. Las primeras palabras de Adán fueron:

"¡El señor es Rey por siempre!" y el eco de su voz cubrió toda la tierra. "Ahora todo el mundo reconocerá que Yo soy Rey", dijo Dios y le dio complacencia. Este es el primer día de Rosh HaShanah. El primer Año Nuevo. Fue el nacimiento del Hombre y el Día de la Coronación del Rey de Reyes.

Entendimiento Mesiánico

Un tema asociado con Rosh HaShanah en hebreo es HaMelech (el Rey). Con anterioridad se mencionó que el trompetazo del shofar que suena en Rosh HaShanah es conocido como el último sonido de la trompeta, el cual Rav Sha'ul (el apóstol Pablo) menciona en 1 Tesalonicenses 4:16-17. Entonces, los creyentes en el Mesías que sean considerados justos (tzaddikim), según Yom HaDin (el Día del Juicio), escaparán la tribulación (Chevlai shel Mashiach) en la tierra y serán llevados al Cielo en el rapto (natzal) junto con los justos que ya hayan muerto. ¿Qué pasará con los creyentes en el Mesías cuando sean llevados ese día al Cielo? Uno de los acontecimientos que tomará lugar será la coronación del Mesías Yeshua como Rey, la cual se llevará a cabo en el Cielo (Apocalipsis 5). Yeshua, quien vino a la tierra en Su primera venida para cumplir con su papel del Mesías que debía padecer, Mesías ben Yosef (hijo de José), quien será coronado como Rey de toda la tierra en preparación para Su segunda venida a la tierra para reinar como el Rey Mesías (Messiah ben David) durante la era mesiánica, el Milenio o lo que se conoce en la escatología hebrea como el Athid Lavo (Apocalipsis 19:16; 20:4).

Daniel 7:9-14 habla de esto en el Tanach.

Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días...el Juez se sentó y los libros fueron abiertos. (Esto es en Rosh HaShanah, Yom HaDin, el Día del Juicio. Los libros son el libro de los justos, el libro de los inicuos, y el libro de la memoria)... Miraba yo... uno como un hijo de hombre (esto se entiende como el Mesías Yeshua [Mateo 24:30; 26:64]) y he aquí con las nubes del cielo venía (las nubes son los creyentes en el Mesías [Hebreos 12:1; Apocalipsis 1:7])... Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido. (Daniel 7:9-10,13-14)

Juan (Yochanan) tuvo la misma visión en el Libro de Apocalipsis.

Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo (las puertas del Cielo son abiertas en Rosh HaShanah, según lo que está escrito en Isaías [Yeshayahu] 26:2 y Salmo [Tehillim] 118:19-20): y la primera voz que oí, como de trompeta (Rosh HaShanah es conocida como la última trompeta) hablando conmigo (Rosh HaShanah es conocido como Yom Teruah, el Día del Despertar y el trompetazo [1 Tesalonicenses 4:16-17])... Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado (este es HaMelech, la coronación del Mesías; la ceremonia de coronación está descrita en Apocalipsis 5 [Apocalipsis 4:1-2]).

La descripción hecha aquí en Apocalipsis casa con el relato en Daniel 7:9-14.

 

La Ceremonia de Entronización de un Rey

La entronización de un rey judío consiste de cuatro etapas:

  1. Publicación del decreto. Asociado con esto está una declaración. Esto puede observarse en el Salmo (Tehillim) 2:6-7, como está escrito: "Pero yo he puesto mi rey sobre Sión, mi santo monte. Yo publicaré el decreto..." Luego, se le entrega un cetro o una vara, que es el emblema de un rey. Varias escrituras que hacen referencia al cetro son Génesis (Bereishit) 49:17; Números (Bamidbar) 24:17; Ester 4:11; 5:2; 8:4; Salmo 45:6; y Hebreos 1:8. Varias escrituras que hacen referencia a la vara son el Salmo (Tehillim) 2:9; Isaías (Yeshayahu) 11:1,4; y Apocalipsis 2:27; 12:5; 19:16. El cetro es el emblema de la realeza y la vara se refiere al reinado en sí, a un reinado justo en todo sentido (Isaías 11:1,4-5). Yeshua es el Rey Mesías (Isaías 11:1,4-5; Jeremías 23:5-6; Zacarías 9:9; Lucas 1:32-33; Juan [Yochanan] 1:47-49).

  2. La ceremonia de la ascensión al trono (Apocalipsis 5). El rey se sienta en el trono y es ungido como rey. La palabra Cristo viene de la palabra griega Christos, que en hebreo es Mashiach (el ungido). Yeshua vino como un profeta en Su primera venida (Deuteronomio [Devarim] 18:15), fue resucitado como sacerdote (Juan [Yochanan] 20:9,17) y vendrá de nuevo a la tierra como Rey. Los reyes en Israel eran ungidos (2 Samuel 5:3-4; 1 Reyes [Melachim] 1:39-40, 45-46; 2 Reyes 9:1-6).

  3. Aclamación. En la aclamación, todo el pueblo grita: "¡Qué viva el rey para siempre!" (1 Reyes [Melachim] 1:28-31). Luego, todo el pueblo aplaude (Salmo [Tehillim] 47:1-2). El Salmo 47 es el salmo de la coronación. En el Salmo 47:5 leemos acerca del grito y la trompeta de Rosh HaShanah. En el versículo 6 leemos acerca de la alabanza al rey. El versículo 8 nos habla de la ceremonia de entronización. En el versículo 9, los creyentes en el Mesías Yeshua se reúnen ante Su presencia.

  4. Cada uno de los ciudadanos visita al rey luego de haber ascendido al trono. Con ello, los ciudadanos le declaran su lealtad al rey y reciben del monarca su comisión, es decir, la tarea que espera de ellos en el reino (Isaías [Yeshayahu] 66:22-23; Zacarías 14:16-17; Mateo [Mattityahu] 2:2).

 

Yom HaZikkaron: El Día de la Rememoración

Rosh HaShanah es también conocido como Yom HaZikkaron, el Día de la Rememoración o el Memorial. Levítico (Vayikra) 23:24 se refiere a este día como "una conmemoración" (zikkaron). A lo largo de la Biblia se habla mucho de la memoria y la conmemoración. En las siguientes escrituras podemos ver como Di-s se acuerda de nosotros y que nosotros debemos tener presente a Di-s en todo lo que hagamos.

La rememoración se puede contemplar desde dos perspectivas:

  1. Di-s se acuerda de nosotros (Génesis [Bereishit] 8:1; 9:1, 5-16; 19:29; 30:22; Exodo [Shemot] 2:24-25; 3:1; 6:2,5; 32:1-3,7,11,13-14; Levítico [Vayikra] 26:14,31-33,38-45; Números [Bamidbar] 10:1-2,9; Salmo [Tehillim] 105:7-8,42-43; 112:6). De hecho, Dios tiene un libro de memoria (Exodo [Shemot] 32:32-33; Malaquías 3:16-18; Apocalipsis 3:5; 20:11-15; 21:1,27).

  2. Nosotros debemos acordarnos de Di-s (Exodo [Shemot] 13:3; 20:8; Deuteronomio [Devarim] 7:17-19; 8:18; 16:3; Números [Bamidbar] 15:37-41).

En Daniel 7:9-10 está escrito:

Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente. Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos. (Daniel 7:9-10)

Ya que el Juez se sentó y los libros fueron abiertos, es evidente que se trata de Rosh HaShanah. Los libros son el libro de los justos, el libro de los inicuos y el libro de la memoria. El tercer libro que será abierto será el libro de la memoria (zikkaron). Es por ello que el saludo que las personas se dan durante Rosh HaShanah es: "¡Que seas inscrito en el Libro de la Vida!"

Aplicación Espiritual (Halacha). En Romanos 14:10 está escrito: "Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo". En 2 Corintios 5:10 está escrito: "Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo". También se habla de ello en 1 Corintios 3: 9-15. Di-s juzgará las obras de los creyentes en el Mesías, pero no juzgará su salvación. Este es un juicio exclusivo para los creyentes en Yeshua. Las personas que se presentarán ante este juicio son exclusivamente los creyentes en Yeshua. Todos los que comparezcan ante este juicio son salvos. Este no será un juicio para salvación, sino un juicio para otorgar recompensas basadas en las obras realizadas. En este día, Di-s abrirá el Libro de la Vida y realizará un juicio (Talmud, Rosh HaShanah 16b). Este es conocido como el juicio Bema.

 

El Tiempo de la Angustia de Jacob:

Los Dolores de Parto del Mesías

La frase: dolores de parto del Mesías, que en hebreo se conoce como Chevlai shel Mashiach, es un tema importante en la Biblia. Comúnmente se le conoce como el período de siete años de tribulación. En Mateo (Mattityahu) 24, Yeshua describe las señales de los últimos tiempos. "Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señales habrá de tu venida, y del fin del siglo [Olam Hazeh]?' "(Mateo 24:3). Yeshua dijo que estos días serían principio de dolores (Mateo [Mattityahu] 24:8. La palabra griega traducida aquí como dolores es odin. Esta palabra significa "dolores de parto". También en Jeremías (Yermiyahu) 30:4-7 se hace referencia a los dolores de parto del Mesías, como está escrito:

Estas, pues, son las palabras que habló Jehová acerca de Israel y de Judá. Porque así ha dicho Jehová: Hemos oído voz de temblor; de espanto, y no de paz. Inquirid ahora, y mirad si el varón da a luz (¿parto de un hijo?). Porque he visto que todo hombre tenía las manos sobre sus lomos, como mujer que está de parto (odin), y se han vuelto pálidos todos los rostros. ¡Ah, cuán grande es aquel día! tanto, que no hay otro semejante a él; tiempo de angustia (aflicción) para Jacob; pero de ella será librado." (Jeremías [Yermiyahu] 30:4-7)

También en 1 Tesalonicenses 5:1-3 se mencionan los dolores de parto:

Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores (odin) a la mujer encinta, y no escaparán. (1 Tesalonicenses 5:1-3)

También en Apocalipsis 12:1-2 está escrito:

Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas (este es Israel [Génesis Bereishit] 37:9); y estando encinta, clamaba con dolores de parto (odin), en la angustia del alumbramiento (Apocalipsis 12:1-2)

Las Escrituras nos revelan dos sinónimos:

  1. Los dolores de parto = el tiempo de la angustia de Jacob (Ya'akov).

  2. El tiempo de la angustia de Jacob (Ya'akov) = la tribulación de siete años.

Estos eventos sucederán en uno de los tiempos más difíciles para Israel. Este período es conocido como la tribulación. Jacob (Ya'akov) es Israel. Habrá gran tribulación en Israel, tal como nunca ha habido desde que se formó esta nación (Daniel 12:1). También será un tiempo en el que Di-s juzgará finalmente el pecado y a todas las naciones de la tierra. Con ello, Di-s salvará a la nación de Israel de la destrucción total y como nación llegará a aceptar a Yeshua como el Mesías. "...pero de ella será librado" (Jeremías [Yermiyahu] 30:7). En Oseas (Hoshea) 5:15 está escrito: "Andaré y volveré a mi lugar, hasta que reconozcan su pecado y busquen mi rostro. En su angustia (Chevlai shel Mashiach/tribulación) me buscarán".

Israel enfrentará una gran crisis en el tiempo de aflicción de Jacob (Ya'akov). El profeta Zacarías profetizó que dos de cada tres habitantes de Israel perecerían durante este tiempo, quedando tan sólo el remanente de una tercera parte de la población salva (Zacarías 13:8-9). En Isaías (Yeshayahu) 13:6-8 está escrito:

Aullad, porque cerca está el día de Jehová; vendrá como asolamiento del Todopoderoso. Por tanto, toda mano se debilitará, y desfallecerá todo corazón de hombre [ver Lucas 21:26], y se llenarán de terror; angustias y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto; se asombrará cada cual al mirar a su compañero; sus rostros, rostros de llamas. (Isaías [Yeshayahu] 13:6-8)

Isaías (Yeshayahu) 13:10 corresponde a lo que dice Mateo (Mattityahu) 24:29; Marcos 13:24; y Apocalipsis 6:12. Otros pasajes que hablan de los dolores de parto son Génesis (Bereishit) 3:16; 35:16-20; 38:27-28; Isaías (Yeshayahu) 26:16-21; 54:1; 66:7-9; Jeremías 4:31; 6:24; 13:21; 22:23; Miqueas (Michah) 4:9-10; y Juan (Yochanan) 16:21-22.

El alumbramiento del Mesías en Israel pasará por varias etapas:

  1. Isaías 66:7 es un alumbramiento anterior al parto. "Antes que ella (Israel estuviera de parto [recibiera al Mesías/Mashiach], dio a luz; antes que le viniesen dolores, dio a luz hijo" (Isaías [Yeshayahu] 66:7). Isaías 66:7 muestra un alumbramiento anterior al parto. Esto aconteció en la primera venida de Yeshua, el Mesías. Los dolores de parto que Israel experimentó en la primera venida de Yeshua vinieron luego de la muerte de Yeshua, con la destrucción del templo y la expulsión del pueblo judío de Israel por los romanos en el año 70 de la era común.

  2. Isaías 66:8 es un alumbramiento luego del parto. Isaías 66:8 dice: "...en cuanto Sión estuvo de parto, dio a luz sus hijos". Esto acontecerá antes que Yeshua regrese de nuevo a la tierra y ponga pie en el Monte de los Olivos (Zacarías 14:4), cuando Israel pase el tiempo más difícil que jamás haya experimentado en toda su existencia como nación (Daniel 12:1), en el período que se conoce como los dolores de parto del Mesías, los Yamim Nora'im o la tribulación. La tribulación y los dolores de parto del Mesías son una misma cosa. Lo que estamos presenciando en estos días es a la mujer (Israel), creciendo cada vez más y aproximándose al tiempo en el que dará a luz.

 

La Apertura de las Puertas

Las puertas del Cielo son abiertas en Rosh HaShanah para que pueda la gente justa (Isaías [Yeshayahu] 26:2; Salmo [Tehillim] 118:19-20). Dado que se tiene entendimiento que las puertas del Cielo son abiertas durante Rosh HaShanah, este hecho se constituye en una evidencia más que el rapto (natzal) de los creyentes en el Mesías Yeshua acontecerá durante Rosh HaShanah.

 

Rosh Hashanah: La Boda del Mesías

La Biblia es un pacto matrimonial. Tanto el Tanach (Antiguo Testamento) como el Brit Hadashah (Nuevo Testamento) describen como Di-s, a través del Mashiach (Mesías), el Novio, está en el proceso de contraer matrimonio con Su novia, es decir, los creyentes en El, quienes en el futuro vivirán con El por siempre.

Di-s estableció el matrimonio y su santidad divina en la Torá, en el primer libro de la Biblia, Génesis (Bereishit), cuando El creó a Adán y a Eva para que se convirtieran en una sola carne (Génesis 2:21-24). Al hacer esto, El nos presentó una vívida imagen de la boda del Mesías con todos aquellos que creyeran en El. Examinemos esto más detenidamente.

Adán es un tipo del Mesías Yeshua. Adán fue creado a la imagen y semejanza de Yeshua (Romanos 5:14). Yeshua (Jesús) fue hecho a semejanza de Adán (Filipenses 2:8). De hecho, Yeshua es llamado el último Adán (1 Corintios 15:45-47). En Génesis 2:21, Di-s hizo que Adán cayera en un profundo sueño. El sueño es sinónimo de muerte (Daniel 12:2; Juan [Yochanan] 11:11-14; 1 Corintios 15:51-54; Efesios 5:14). El profundo sueño en el que cayó Adán es una imagen de la crucifixión y muerte de Yeshua, como Messiah ben Josef. Di-s hizo que Adán cayera en un profundo sueño para poder extraerle una costilla de su costado. Esto requería que derramara su sangre. Esta es una imagen de Yeshua, quien fue traspasado en el costado, derramando Su propia sangre cuando lo colgaron del madero (Juan [Yochanan] 19:34).

De la costilla de Adán, Di-s hizo a Eva. Asimismo, por la muerte de Yeshua y la fe (emunah) que ponemos en El, Di-s estableció la asamblea de creyentes, conocida en hebreo como kehilat. Los creyentes en el Mesías, Su novia, se esposan a El a través de la fe (emunah). Esta boda puede ser apreciada en el Tanach (Antiguo Testamento), así como en Jeremías 23:5-6, como está escrito: "...y será su nombre con el cual cuál le llamarán a El: JEHOVA, JUSTICIA NUESTRA" (Jeremías [Yermiyahu] 23:6). En Jeremías 33:15-16, está escrito: "En aquellos días Judá será salvo, y Jerusalén habitará segura, y se le llamará a ella: JEHOVA, JUSTICIA NUESTRA". (Jeremías [Yermiyahu] 33:16). Por tanto, de estos pasajes en Jeremías podemos ver una boda llevándose a cabo. Al aceptar, confiar y creer en el Mesías, la novia del Mesías, Sus creyentes, llegan a ser uno con El. Este pueblo incluye tanto a judíos como a no judíos que han vivido desde los tiempos de Adán, incluyendo a Noé, Abraham, Isaac, Jacob, Moisés, David y Salomón, al igual que a los profetas.

Di-s le enseñó al pueblo judío la ceremonia y las costumbres de una boda (Romanos 3:2; 9:4) para enseñarles a la vez acerca del Mesías Yeshua (Colosenses 2:16-17). Con esto en mente, examinemos la ceremonia de una boda bíblica que Di-s le mostró al pueblo judío. La antigua ceremonia matrimonial judía, que Di-s dio al pueblo judío para enseñarles acerca de la boda del Mesías, consiste de 12 pasos.

  1. La elección de la novia.

    La novia es generalmente escogida por el padre del novio. El padre enviaba a un siervo de confianza, conocido como el agente del padre, para buscar a la novia. Un excelente ejemplo de ello lo podemos ver en Génesis 24. En este capítulo, Abraham (un tipo de Di-s el Padre) desea procurarle una novia a Isaac (un tipo de Mesías), por lo que envía a su siervo Eliezer (un tipo del Espíritu Santo [Ruach HaKodesh]) para realizar esta tarea (Génesis [Bereishit 24:2-4; 15:2]). El rol del Espíritu Santo (Ruach HaKodesh) es convencer al mundo de pecado y llevarlos a Di-s (Juan [Yochanan] 16:7-8). Así como la novia generalmente era elegida por el padre del novio, asimismo los creyentes en el Mesías son escogidos por Di-s (Juan [Yochanan] 15:16). El novio elige a la novia y le prodiga amor y ella le corresponde también con su amor. Esto se puede ver en Efesios 5:25, como está escrito: "Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella." En Génesis (Bereishit) 24, Rebeca (Rivkah) aceptó casarse con Isaac (Yitzchak) aun antes de conocerlo personalmente. Hoy, los creyentes en el Mesías Yeshua aceptan formar parte de la novia del Mesías a pesar de que nunca lo hemos visto. Primera de Pedro (Kefa) 1:8 habla de esto, como está escrito: "A quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso".

  2. Se establecía el precio de la novia.

    Se debía pagar un precio por la novia. El precio acordado era conocido en hebreo como mohar. Yeshua, siendo nuestro novio, pagó un precio muy alto por Su novia, es decir, el cuerpo de los creyentes. El precio que pagó fue Su vida. Yeshua consideró el precio que debía pagar por Su novia antes de Su muerte, cuando fue a orar al Jardín de Getsemaní, tal como está escrito en Mateo (Mattityahu) 26:39: "Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú." En síntesis, Yeshua estaba diciendo: "Padre, Tú has elegido a esta novia y yo he aceptado los términos del acuerdo, pero ¿estás consciente del precio que se exige por ella?" Nuestro mohar, nuestro precio como novia, era Su vida. En 1 Pedro (Kefa) 1:18-19 leemos: "Sabiendo que fuiste rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación." En 1 Corintios 6:20 está escrito: "Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios".

  3. Los novios hacen un compromiso matrimonial.

    Este es la primera etapa de la boda, conocida como kiddushin. En el capítulo 6 hablamos ya del compromiso matrimonial en relación con la fiesta de Shavuot. Recuerden que el compromiso matrimonial es el primero de los dos pasos en el proceso matrimonial. En hebreo, el compromiso se conoce con el nombre de erusin o kiddushin. Con el compromiso, los novios se comprometen legalmente a través de un contrato matrimonial, pero aun no se les permite vivir juntos. Históricamente, Di-s se comprometió con Israel en el Monte Sinaí (Jeremías 2:2; Oseas 2:19-20). Cuando tú aceptes al Mesías en tu corazón y en tu vida, tú te comprometes con El, aun cuando continúes viviendo aquí en la tierra.

  4. Se redacta un documento legal conocido como ketubah. Este contrato matrimoniual es conocido en hebreo como shitre erusin.

    La ketubah es el contrato matrimonial que constata el precio de la novia, las promesas del novio y los derechos de la novia. La palabra ketubah significa "aquello que está escrito". El novio promete trabajar por ella, honrarla, sostenerla y mantenerla en verdad, proveerle de alimentos, vestimenta y de todas sus necesidades y vivir con ella como marido y mujer. El ketubah era el derecho inalienable de la novia. La ketubah debe ser firmado y formalizado antes de la boda. La Biblia es la ketubah de los creyentes. Todas las promesas que Di-s hizo a los creyentes en el Mesías son legalmente nuestras, como está escrito en 2 Corintios 1:20: "Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén..."

  5. La novia debe dar su aprobación.

    Como vimos en el capítulo 6 sobre la fiesta de Shavuot (Pentecostés), Di-s se comprometió con Israel en el Monte Sinaí, tal como dice Jeremías 2:2. Israel aceptó la propuesta matrimonial de Di-s, tal como está escrito en Exodo (Shemot) 24:3. Asimismo, la aplicación personal (halacha) para aquellos que desean que el Mesías entre en sus corazones y vidas, es aceptar Su invitación de hacerlo por fe (emunah), como está escrito en Romanos 10:8-10:

    Mas, ¿qué dice?. Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe (emunah) que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. (Romanos 10:8-10)

    Asimismo hoy, para convertirte en la novia del Mesías, debes aceptarle a El.

  6. Se le presentan obsequios a la novia, y los novios comparten la copa del pacto.

    El ritual del compromiso (erusin) se completa cuando el novio le da a la novia un obsequio valioso y ella lo acepta. El obsequio que comúnmente se da ahora es el anillo. Cuando el novio coloca el anillo en el dedo de la novia, el ritual del compromiso se considera finalizado. El ritual completo se conoce en hebreo como kiddushin, que significa "santificación".

    Los obsequios para la novia son símbolo de amor, compromiso y lealtad. El don que Di-s da a aquellos que aceptan al Mesías es el Espíritu Santo (Ruach HaKodesh) (Juan [Yochanan] 14:26; 15:26-27; Hechos 2:38; 2 Corintios 1:21-22). Cuando Yeshua ascendió a los Cielos, dejó obsequios a los hombres (Efesios 4:7-8). Estos dones son la justicia (Romanos 5:17-18), la vida eterna (Romanos 6:23), la gracia (Romanos 5:12,14-15), la fe (Efesios 2:8-9) y otros dones espirituales (1 Corintios 12:1,4). Entre ellos la sabiduría, palabra de ciencia, la sanidad, el poder de hacer milagros, la profecía, el discernimiento de espíritu, otras lenguas y la interpretación de lenguas (1 Corintios 12:8-11), así como los dones de servicio y administración (1 Corintios 12:28).

    Además, en este momento los novios comparten la copa del pacto, bebiendo vino. Al hacerlo, la pareja bebe de una sola copa. La copa se le da primero al novio y luego a la novia. En Jeremías 31:31-33 se habla de esta copa, conocida como la copa del pacto, como está escrito:

    He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. (Jeremías [Yermiyahu] 31:31-33).

    Yeshua habló de la copa del Nuevo Pacto (Brit Hadashah) en Lucas 22:20.

  7. La novia debía pasar por una mikvah (inmersión en agua), la cual es un ritual de limpieza.

    Mikvah en hebreo significa "cuerpo de agua" o "estanque". Mikvah es un acto ceremonial de purificación por inmersión en el agua. Simboliza la separación de una forma antigua a una nueva. En el caso del matrimonio, indica dejar la antigua forma de vida por la nueva con su esposo (Génesis [Bereishit] 2:23-24; Efesios 5:31). La inmersión en la mikvah es considerada como un renacimiento espiritual. La razón para ello es que se considera que una mikvah tiene el poder de cambiar a una persona completamente. En cuanto a la boda de Israel en el Monte Sinaí, Di-s dijo en Ezequiel 16:8-9, como está escrito: "...y te di juramento y entré en pacto contigo... y fuiste mía. Te lavé con agua...". El lavamiento o inmersión mencionado aquí se refiere al pueblo antes que hubiera recibido la Torá, cuando Di-s se comprometió con Israel en el Monte Sinaí (Exodo [Shemot] 19:14-15). Yeshua le dijo al fariseo Nicodemo (Nakdimon), que debía nacer de nuevo (ser inmerso en agua) para poder entrar al Reino de Di-s (Juan [Yochanan] 3:1-7). Los creyentes en el Mesías deben sumergirse en el nombre de Yeshua (Hechos 19:4). El Espíritu Santo (Ruach HaKodesh) bautiza en nombre de Di-s (Lucas 3:16; Hechos 1:5; 11:15-16).

  8. El novio regresa a la casa de su padre para preparar la cámara nupcial.

    En este momento, el novio regresa a la casa de su padre para preparar el aposento nupcial para la novia. Se considera que es responsabilidad del hombre ir con su padre, construir una casa y hacer las preparaciones para la boda. Sin embargo, antes de partir, él le hace una declaración a la novia: "Voy a preparar un lugar para ti; si yo parto ahora, regresaré por ti". Esta es la misma declaración que Yeshua hizo en Juan (Yochanan) 14:1-3 cuando fue a la casa de Su Padre en el Cielo, como está escrito:

    No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. (Juan [Yochanan] 14:1-3)
  9. La novia es consagrada y separada por un tiempo, mientras que el novio va a construir la casa.

    Antes de que el novio pueda ir por la novia, el padre del novio debía estar satisfecho con cada una de las preparaciones hecha por su hijo. Tan sólo entonces podía él darle permiso a su hijo para ir por la novia. En otras palabras, mientras que el novio preparaba la cámara nupcial, es el padre quien da la aprobación final del aposento nupcial. El novio no sabe cuando su padre va a dar su aprobación final, para luego enviarlo a recoger a la novia. A esto precisamente se refería Yeshua en Marcos 13:32-37.

    Mientras tanto, la novia debía esperar ansiosamente el regreso del novio. En la mente de la novia, el novio podía aparecer en cualquier momento, aun a medianoche. Por lo tanto, ella debía estar preparada en todo momento. Yeshua hizo referencia a esto en Marcos 13:32-37 y Mateo 25:1-13. Mientras que espera la venida del novio, la novia seguramente se preguntaba: "¿En verdad vendrá el novio por mí? ¿Guardará su palabra?". Este es la pregunta que Pedro (Kefa) respondió en 2 Pedro 3:1-13.

  10. El novio regresará precedido de una voz que dice: "He aquí viene el novio", y se oirá el sonido del cuerno de carnero (shofar).

    Generalmente, la hora a la que llegaba el novio era a la medianoche. Cuando el novio regresaba, su llegada era anunciada con alta voz (Mateo 25:6) y con el sonido del shofar (trompeta) (1 Tesalonicenses 4:16-17; Apocalipsis 4:1). La boda de los novios se lleva a cabo debajo de la chupah o dosel matrimonial. Dado que el cielo o la bóveda celeste es un tipo de chupah, podemos ver que cuando Yeshua llame a Su novia, acompañado del sonido del shofar (trompeta), se estará anunciando las bodas de Yeshua y Su novia en el Cielo.

    En la ceremonia matrimonial, tendrá lugar una procesión sagrada. Por esta razón, el novio (Yeshua) será el primero en llegar a la chupah. Cuando el novio se aproxima a la chupah, el cantor recita: "Bendito el que viene". "Bendito el que viene" es una expresión que denota bienvenida. Yeshua dijo que no regresaría por Su novia hasta que estas palabras fueran dichas (Mateo 23:39). El novio es recibido como un rey bajo la chupah. Entonces, Yeshua, el novio, será coronado como Rey bajo la chupah, que será el Cielo.

  11. El novio rapta a la novia, generalmente a medianoche, para llevarla a la cámara nupcial, donde el matrimonio es consumado. Esto completa el matrimonio, conocido en hebreo como nesu'in.

    Los novios van a la cámara nupcial o chadar en hebreo, donde se consuma el matrimonio. Ellos permanecen en la cámara nupcial durante siete días. Al final de la semana, los novios salen de la cámara nupcial. Esto lo leemos en Joel 2:16.

    El equivalente de la palabra semana en hebreo es shavuah, que también es el número "siete". Estos pueden ser siete días o siete años. Un ejemplo en el que la palabra para semana (shavuah) representan siente años, lo encontramos en Daniel 9:24, como está escrito: "Setenta semanas (shavuah, 490 años) están determinadas sobre tu pueblo...", y en el 9:27: "Y por otra semana (shavuah, siete años), el falso Mesías (conocido como el anticristo), confirmará el pacto con muchos..." La semana a la que se refiere Daniel 9:27 es conocida por los creyentes como el período de tribulación. El pueblo judío se refiere a este período como los dolores de parto del Mesías, conocido en la escatología hebreo como Chevlai shel Mashiach. Esto hace referencia a Jeremías 30:5-7. De ello podemos ver que los creyentes en el Mesías se encontrarán en el Cielo participando de Su boda, mientras que en la tierra se experimentan los siete años de tribulación, o en hebreo Chevlai shel Mashiach.

  12. Finalmente está la cena de la boda para todos aquellos que fueron invitados por el padre de la novia.

Los novios permanecen en la cámara nupcial durante siete días. Cuando los novios inicialmente ingresaron a su recámara, el amigo del novio permanece afuera cerca de la puerta. Todos los invitados se reúnen fuera, esperando que el amigo del novio anuncie la consumación del matrimonio, cuando el novio le transmita el mensaje. Juan (Yochanan) el Inmersor (Bautista) se refería a esto en Juan 3:29. Con esta señal, irrumpe en gozo (Juan 3:29). El matrimonio se consumaba la primera noche (Génesis [Bereishit] 29:23). La sábana con la mancha de sangre de esta noche se guardaba, como prueba de la virginidad de la novia (Deuteronomio [Devarim] 22:13-21).

El día de la boda, el novio es considerado como un rey y la novia como una reina. Durante la consumación del matrimonio, el novio (Yeshua) será coronado como Rey de toda la tierra y la novia (los creyentes en Yeshua, el Mesías) vivirán con El y reinarán junto con El por siempre. Isaías 62:3-7 hace referencia a la coronación del Rey y la boda. Al final de la semana (los siete años de tribulación, o los dolores de parto del Mesías), se llevará a cabo la cena de la boda. La cena de la boda no se celebrará en el Cielo. Luego de la boda, los novios regresarán a la tierra, donde se celebrará la cena de la boda y solamente asistirán al banquete los invitados del Padre del Novio (Di-s el Padre). Esto se puede ver en Apocalipsis 19:7-16 y 20:4. Yeshua habló de la cena de la boda y el banquete en Lucas 12:35-38 y Mateo 8:11. La cena de la boda es uno de los temas de la fiesta de Sukkot, a lo cual nos referiremos más tarde en este capítulo. Durante Sukkot, Di-s instruyó al pueblo construir un resguardo temporal. Una de las cosas que debían hacer en ese resguardo era comer. Cuando comieran, debían poner un lugar para siete diferentes personas, entre quienes se debía contemplar a Abraham (Avraham), Isaac (Yitzchak) y Jacob (Ya'akov). A esto se refería Yeshua en Mateo 8:11.

Los que no crean en el Mesías asistirán a otro tipo de banquete, donde las aves de rapiña se comerán sus carnes, como lo vemos en Apocalipsis 19:17-18.

La casa de la novia es en Jerusalén y el novio llegará a vivir allí con ella. Durante la era mesiánica o el milenio, los creyentes reinarán junto con el Mesías desde Jerusalén. Leemos esto en Apocalipsis 21:1-3; Ezequiel 43:1-2,7; Isaías 2:2-4; Miqueas 4:1-5; y Zacarías 2:l0-12.

Para concluir esta etapa de la boda, cuando alguien oiga el mensaje del basar (evangelio), puede considerarse como una invitación por parte de Di-s para poder formar parte con Su novia. Di-s desea que aceptemos Su invitación. De hecho, en Apocalipsis 22:20 Jesús mismo nos invita a que lo recibamos y que formemos parte de Su novia. En este versículo, él nos dice: "Ven". ¿Aceptas tú la propuesta que te hace el Mesías?

 

La Resurrección de los Muertos

Una de las razones para tocar el shofar es proclamar la resurrección de los muertos. El principio de la fe judía, es la creencia en la resurrección de los muertos. La resurrección de los muertos se llevará a cabo en la fiesta de Rosh HaShanah (Talmud, Rosh HaShanah l6b). En 1 Corintios 15:52, el apóstol Pablo (Rav Sha'ul) nos dice que la resurrección de los muertos será cuando suene "la final trompeta". Unos versículos antes, en 1 Corintios 15:14, él escribió que si no creemos en la resurrección del Mesías, nuestra fe es en vano.

No podemos ir al Libro de Apocalipsis y decir que la voz del séptimo ángel (Apocalipsis 11:15) es la trompeta final. En el primer siglo de esta era, se tenía el entendimiento que la última trompeta (shofar) se refería a un día específico del año. En el judaísmo, se reconocen tres trompetas (shofarim), por sus nombres respectivos. Estas son la primera trompeta, la trompeta final y la gran trompeta. Cada una de estas trompetas se refiere a un día específico del año judío. La primera trompeta se toca en la fiesta de Shavuot (Pentecostés) (Exodo [Shemot] 19:19). Con ella se proclama el compromiso que Di-s hizo con Israel. La trompeta final es sinónimo de Rosh HaShanah, según lo indica Theodore Gaster en su libro, Fiestas del Año Judío, en el capítulo que trata sobre la fiesta de Rosh HaShanah. Herman Kieval también señala lo mismo en su libro, Los Días Santísimos, en el capítulo referente al shofar (Volumen I, Rosh HaShanah, Capítulo 5, pie de página 11). La gran trompeta se toca en Yom Kippur, con la cual se proclama el regreso del Mesías Yeshua (Mateo [Mattityahu] 24:31).

La primera y la última trompeta están relacionados, según la tradición judía, con los dos cuernos del cordero que Abraham (Avraham) encontró en el Monte Moriah justo antes de sacrificar a Isaac (Yitzchak) como ofrenda de holocausto (olah). Ese cordero sirvió como sustituto de Isaac (Yitzchak), quien al igual que Yeshua se presentó como sustituto por nosotros y nos dio vida con Su muerte.

En Pirkei Avot (Los Dichos de los Padres), Rabbi Eliezer nos dice que el cuerno izquierdo (la primera trompeta) fue la que se tocó en el Monte Sinaí y el cuerno derecho (la trompeta final) será tocada para anunciar la venida del Mesías. Isaías (Yeshayahu) 18:3 y 1 Tesalonicenses 4:13-18 hablan de la resurrección de los muertos. En 1 Tesalonicenses 5 continúa hablando del día del Señor y de los dolores de parto del Mesías. Las fiestas, sin lugar a dudas, nos muestran que la resurrección de los muertos sucederá antes que el tiempo de aflicción de Jacob (conocido también como la tribulación). En 1 Tesalonicenses 4:16-17 se nos dice que los muertos en el Mesías resucitarán primero y que, inmediatamente después, será el rapto de los creyentes.

El término rapto viene de la palabra griega harpazo, que significa "tomar, arrancar, arrebatar, sacar a la fuerza" (1 Tesalonicenses 4:17). El equivalente en hebreo en la palabra natzal. En Isaías (Yeshayahu) 26:2-3, 19-20 y 57:1-2 se lee claramente sobrte la resurrección de los muertos, el arrebatamiento de los creyentes y la protección de los creyentes de la indignación (la tribulación). También Daniel 12:1-2 habla de la resurrección de los muertos, la tribulación y la salvación de Israel de los tiempos de tribulación. Sofonías 1:14-18 y 2:2-3 habla acerca de los tiempos terribles que vendrán en el día del Señor y el profeta emite un decreto para que el pueblo se arrepienta y se vuela a Di-s antes que llegue ese día, para poder ser protegidos de esos tiempos. El Salmo (Tehillim) 27:5 dice que los justos se esconderán en los tiempos de angustia. Este salmo se lee en cada uno de los 40 días del período de Teshuvah. En 2 Tesalonicenses 2:1 dice: "Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos hermanos". La frase "nuestra reunión" viene de la palabra griega episunagoge, que significa "asamblea". En Números (Bamidbar) 10:2-3, la trompeta se tocaba para hacer reunir a todo el pueblo. La relación entre el sonido de la trompeta y la asamblea del pueblo también se hace evidente en 1 Tesalonicenses 4:16-17 y 1 Corintios 15:51-53.

 

Yom HaKeseh: El Día Escondido

En el Salmo (Tehillim) 27:5 está escrito: "Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; me ocultará en lo reservado de su morada; sobre su roca me pondrá en alto".

Otro nombre que recibe la fiesta de Rosh HaShanah es Yom HaKeseh, "El Día para Esconderse" o el "Día Escondido". La palabra keseh o keceh se deriva de la raíz hebrea kacah, que significa "esconder o cubrir". Durante el mes de Elul todos los días, se toca una trompeta para advertir al pueblo que se vuelva a Di-s; esto es, todos los días excepto el día 30 de Elul, el día anterior a Rosh HaShanah. En ese día no se toca la trompeta y permanece en silencio. En parte esto se debe a que mucho de lo que sucede durante Rosh HaShanah está encubierto y lleno de misterio. El aspecto místico de Rosh HaShanah aparece en las Escrituras: "Tocad la trompeta en la nueva luna, en el día señalado, en el día de nuestra fiesta solemne" (Salmo [Tehillim] 81:3). Satanás, el acusador, no debe enterarse del día en que llega Rosh HaShanah, ni del Día del Juicio.

Rosh HaShanah es llamado Yom HaKeseh, o el Día Escondido, ya que este día fue escondido de satanás (Ha satan), el adversario. La Biblia nos dice que satanás viene para robar y arrebatar (Juan [Yochanan] 10:10) y a confundir (1 Corintios 14:33). Dado que es el Día del Juicio, este día debe esconderse simbólicamente de satanás (él nunca supo ni entendió el plan de la cruz [el madero], 1 Corintios 2:7-8). Los creyentes nunca decían cuando caía el día de Rosh HaShanah; simplemente se decía: "Del día y hora nadie sabe, excepto el Padre".

Una de las razones por las cuales muchas personas niegan que la resurrección de los muertos y el arrebatamiento de los creyentes ocurrirá en el día de Rosh HaShanah es por la frase que Yeshua dijo en Mateo (Mattityahu) 24:36, como está escrito: "Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre". Dado que se consideraba que Rosh HaShanah era un día escondido, las palabras de Yeshua de hecho se refieren a este. Por lo tanto, esa frase más bien debe servir como prueba que El estaba hablando de Rosh HaShanah, ya que es el único día del año que se consideraba como escondido o del que ninguna persona sabía.

Aplicación Espiritual (Halacha). Rosh HaShanah cae en la luna nueva. Colosenses 2:16-17 nos dice que la luna nueva nos enseñará acerca del Mesías. El calendario judío (bíblico) está basado en el ciclo lunar. Cuando un ciclo lunar se inicia cada mes, la luna es apenas visible. Pero luego la luna se vuelve hacia el sol y comienza a reflejar la luz del sol. El sol en el cielo representa a Yeshua (Malaquías [Malachie] 4:2) y la luna representa a los creyentes en el Mesías. El sol cuenta con su propia luz, pero la luz de la luna es tan sólo el reflejo del sol. Cuando nos convertimos en creyentes de Yeshua, en un principio no podemos brillar mucho espiritualmente, ya que conocemos poco de Di-s. Pero conforme pasa el tiempo, nuestras vidas comienzan a girar en torno al Mesías, así como la luna gira alrededor del sol. Mientras más nos acercamos al centro de la creación, comenzamos a reflejar más esa luz (Yeshua), tal como la luna refleja la luz desde el centro del sistema solar.

 

Continuar para Capitulo 8

 

 

 

Understanding the Biblical Festivals Vol 1

Festivals Vol 1

Understand the Festivals Volume 1 contains four teachings. The first teaching is an introduction to understanding the Biblical Festivals. It will answer the questions: What are the Festivals? When are they celebrated? How do they teach us about Yeshua the Messiah? What is the high sabbath? What is the role of the moon in helping us to celebrate the Festivals? The last three teachings are the first three of six lessons on Passover. The Passover teachings will explain the principles and themes of exile and redemption and how the historical Egyptian redemption is associated with understanding the end of days. The events of Passover will explain how Moses encounter with Pharaoh is associated with the parable of the sower and how the two signs of Moses teach us about the resurrection of Yeshua and the coming together of the two houses of Israel. Part 1 of 2 of the spiritual application of Passover will explain how the events of the historical Egyptian redemption will teach us about the death of Messiah on the tree and our personal salvation in Him.  

Order Now!

 

   
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
©2010-2014 Hebraic Heritage Ministries International.  Designed by Web Design by JB.