HebRootsHeader
Home HebRoots Study Hall Torah & Grace Galatians Sabbath & Festivals Acts 15 Ephraim & Judah 2 Houses & NT
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
HebRoots Teachers HebRoots Ministries Audio Teachings Video Teachings Weekly Teachings Eddie's Books Hebraic Perspective Bride of Messiah
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
Basics of Judaism Israel Messianic Jewish/Israel Exile/Redemption Hebrew Language Tabernacle Mikvah/Immersion Olive Tree
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
Babylon/One World Gov Bible Prophecy Newsgroup Archives Church History Webstore Support Us Contact Us
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
Hebraic Roots Discipleship Program 
Studying Hebraic Roots?
 
Hebraic Roots Webstore 
Join our Network! 
 

Hand Click Now Hand


Yeshua: The Hebrew Word for Jesus
Yeshua



Eddie's Books
Quick Jump Menu


Restoring the Two Houses of Israel
The Seven Festivals of the Messiah
Who is the Bride of Christ?
Restaurando Las Dos Casas de Israel
Las Siete Fiestas del Mesias
?Quien es la Novia de Cristo?
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1

Free Audio Teachings






¿Quién Es La Novia De Cristo?

CAPITULO 11

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE LA TORÁ DE DIOS?


Probablemente una de las palabras más incomprendidas de toda la Biblia para los cristianos, es la palabra LEY. En realidad, la palabra LEY es una traducción muy pobre que no representa la palabra hebrea, TORÁ. En este capítulo, intentaremos comprender el propósito y el significado de la Torá de Dios a fin de que como cristianos podamos tener una comprensión bíblica verdadera de cómo Dios mira Su Torá y por qué es tan importante para Él.

Cuando la mayoría de los cristianos oyen la palabra, TORÁ, se echan dos pasos hacia detrás y levantan un muro religioso contra cualquier cristiano que mencione la palabra o implique que nosotros debemos vivir conforme a la Torá de Dios. De hecho, la mayoría de los cristianos miran a la Torá con una actitud, "Nosotros no estamos bajo la Ley, somos cristianos del Nuevo Testamento y estamos bajo la gracia."

 

SOMOS SALVOS POR GRACIA POR MEDIO DE LA FE

Es una verdad bíblica que nosotros NO somos salvos guardando la Torá de Dios. Somos salvos por gracia por medio de la fe y la salvación es un DON GRATUITO de Dios. En Efesios 2:8-9 está escrito:

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe."

Sin embargo, el apóstol Pablo nos dice en Romanos 3:28, 31 que DESPUÉS de que somos salvos, hemos de sostener la Torá de Dios, según está escrito:

"Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley…¿Luego, por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley."

 

LA TORÁ QUIERE DECIR INSTRUCCIÓN

Puesto que es cierto que no somos salvos guardando la Torá de Dios, hemos de conocer y comprender LO QUE la palabra TORÁ significa. La palabra ley es la palabra hebrea TORÁ. Es la palabra 8451 del Diccionario de Strong. El mejor significado de la palabra TORÁ, es "enseñanza o instrucción." La palabra TORÁ no significa salvación sino, mas bien, "enseñanza o instrucción." Hay una palabra en la Biblia que significa "salvación." La palabra en español Jesús, es la palabra hebrea, Yeshúa. La palabra hebrea Yeshúa significa "salvación." Es el nombre de Jesús. En Mateo 1:21 está escrito:

"Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él SALVARÁ a su pueblo de sus pecados."

De esto, podemos comprender que JESÚS significa SALVACIÓN y TORÁ significa INSTRUCCIÓN. Por lo tanto, Dios nunca tuvo el propósito de que la Torá fuese un medio de salvación para Su pueblo. ¡La única salvación de Dios, es Yeshúa/Jesús el Mesías!

 

TORÁ NO QUIERE DECIR LEY

Porque no hay un término adecuado de la palabra hebrea TORÁ, en griego o español, se traduce normalmente por "ley." La ley implica una serie de cosas que debemos hacer o no hacer con la intención de atenazar a la gente cuando se siente angustiada. Sin embargo, Dios dio la lengua hebrea para comunicar Sus verdades espirituales. De hecho, Dios llama al hebreo una lengua pura (Sofonías 3:9). Esta verdad es comprendida perfectamente cuando hacemos un estudio bíblico de la palabra hebrea, TORÁ.

 

LA TORÁ ES EL MANUAL DE INSTRUCCIÓN
DE DIOS PARA NUESTRAS VIDAS

La palabra Torá, que es la palabra 8451 del Diccionario de Strong, viene de la palabra hebrea, "Yarah." La palabra hebrea "Yarah" es la palabra 3384 del Diccionario de Strong. El significado de la palabra, "Yarah," es "enseñar, apuntar con el dedo, echar un cimiento." Al examinar el significado hebreo de la palabra TORÁ, podemos comprender que la palabra Torá significa, "instruir, apuntar con el dedo, poner una base."

Así, la Torá debería ser vista correctamente como la herramienta de INSTRUCCIÓN de Dios para ENSEÑAR a Su pueblo CÓMO vivir sus vidas DESPUÉS de ser salvos. La TORÁ debería ser visto como el cimiento de nuestras vidas y un fundamento para comprender toda la Biblia. Por lo tanto, la comprensión básica del significado de la Torá es, "instrucción con el propósito de enseñar apuntando con el dedo o apuntando al dedo" para comunicar Sus verdades espirituales a Su pueblo en lo referente a los principios del Reino de los Cielos y a Su plan redentor para el hombre.

Los que son salvos por la gracia de Dios por medio de la fe, sin las obras de la ley, poniendo su confianza en la sangre derramada de Jesús el Mesías para la remisión de los pecados, irán al cielo. Sin embargo, la salvación no nos da la libertad para negar la TORÁ DE DIOS porque la TORÁ es el MANUAL DE INSTRUCCIONES DE DIOS para los creyentes sobre cómo tienen que comportarse y vivir sus vidas, de manera que sean complacientes a su Padre Celestial, DESPUÉS de ser salvos.

 

LA TORÁ DE DIOS ES DESDE GÉNESIS HASTA REVELACIÓN

TODO en la Biblia ha sido ordenado divinamente por Dios para enseñarnos o instruirnos sobre las verdades espirituales del Reino de Dios. En Romanos 15:4 está escrito:

"Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza."

TODA la Escritura es inspirada por Dios. En 2ª Timoteo 3:16 está escrito:

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia."

Debería ser comprendido que cuando Pablo escribió esta carta e hizo la declaración "TODA la Escritura es inspirada por Dios," estaba hablando del Antiguo Testamento INCLUYENDO la TORÁ. El Nuevo Testamento no estaba canonizado cuando Pablo escribió esta carta.

 

LA TORÁ DE DIOS ES LA PALABRA DE DIOS

La Torá de Dios es Su Palabra. La "Torá" y la "Palabra de Dios" son términos sinónimos en la Biblia. La mayoría de los cristianos miran a la "TORÁ" como los cinco primeros libros de la Biblia pero "La Palabra de Dios" es toda la Biblia desde Génesis hasta Revelación. Sin embargo, en Isaías 2:3, vemos un ejemplo donde la Torá y la Palabra de Dios se usan indistintamente, según está escrito:

"Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sión saldrá la TORÁ, y de Jerusalén la PALABRA DEL SEÑOR."

En este versículo podemos ver un ejemplo del paralelismo del hebreo. "De Sión saldrá la Torá" es lo mismo que "De Jerusalén la Palabra del Señor". Por lo tanto, por este ejemplo, podemos ver que la Torá y la Palabra del Señor son usados sinónimamente en la Biblia.

Otro ejemplo donde podemos ver que la palabra TORÁ se usa indistintamente con la PALABRA DEL SEÑOR es en Salmo 119. En el Salmo 119:97 está escrito:

"¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación."

En el Salmo 119:105 está escrito:

"Lámpara es mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino."

Una vez más, podemos ver por este ejemplo del Salmo 119 que en un versículo, David se refiere a la TORÁ y en el versículo siguiente se refiere a la PALABRA DE DIOS. Por lo tanto, en una interpretación estricta del significado de la palabra, TORÁ, la Torá son los cinco primeros libros de la Biblia. Sin embargo, en un sentido amplio, todo lo que hay en la Biblia desde Génesis a Revelación debería ser visto como la TORÁ de Dios o instrucción a Su pueblo.

 

¿QUÉ ES EL ÁRBOL DE VIDA EN EL HUERTO DEL EDÉN?

Cuando Dios creó a Adán y Eva, Él les puso en el Huerto del Edén. En el medio de Huerto del Edén esta el "Árbol de Vida." (Génesis 2:9) ¿Qué era el árbol de la vida que Dios había plantado en el medio del Huerto del Edén? ¡El Árbol de Vida es la Torá! En Proverbios 3:1, 18 está escrito:

"Hijo mío, no te olvides de mi ley (TORÁ), y tu corazón guarde mis mandamientos…ella es árbol de vida a los que de ella echan mano y bienaventurados son los que la retienen."

 

LA TORÁ ES MÁS DESEABLE QUE EL ORO AFINADO

Dios dijo que Su Torá ha de ser más deseado que el oro afinado. En el Salmo 19:7-8, 10 está escrito:

"La Ley (TORÁ) del Señor es perfecta, que convierte el alma; el testimonio del Señor es fiel, que hace sabio al sencillo. Los mandamientos del Señor son rectos, que alegran el corazón; el precepto del Señor es puro, que alumbra los ojos…Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; y dulces más que la miel, y la que destila del panal."

 

LA TORÁ ES EL ÁRBOL DE VIDA

Los que se deleitan en la TORÁ de Dios y meditan en la TORÁ de Dios, día y noche, son como un árbol plantado junto a corrientes de agua. En el Salmo 1:1-3 está escrito:

"Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado. Si no que en la ley (TORÁ) del Señor está su delicia, y en su ley (TORÁ) medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará."

En estos versículos podemos ver que un cristiano que se deleita en la TORÁ del Señor y medita día y noche en ella, es como un árbol plantado junto a corrientes de agua. En Revelación 22:1-2, el árbol plantado junto a los ríos de agua es el árbol de vida, según está escrito:

"Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salí del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones."

Aún más, Jesús dijo a Su iglesia que los que HACEN sus mandamientos (Torá) tienen el derecho de la vida eterna. En Revelación 22:14 está escrito:

"Bienaventurados los que lavan sus ropas (en inglés dice: "hacen sus mandamientos"), para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad."

Por lo tanto, de estos versículos podemos comprender lo siguiente:

  1. El árbol de vida que fue plantado en el Huerto del Edén fue la Torá.
  2. La Torá de Dios vale más que el oro afinado.
  3. La Torá de Dios es para sanidad de las naciones.
  4. Los que guardan la Torá de Dios tienen derecho al árbol de vida.

 

ABRAHAM: EL PADRE DE NUESTRA FE

En Romanos 4:16, Abraham es llamado el Padre de nuestra fe. ¿Por qué escogió Dios a Abraham y por qué es llamado el Padre de nuestra fe? Dios escogió a Abraham porque Dios sabía que Abraham enseñaría a Sus hijos la Torá de Dios. En Génesis 18:18-19 está escrito:

"¿Y el Señor dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer, habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra? Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino del Señor, haciendo justicia y juicio, para que haga venir el Señor sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él."

Abraham guardó la Torá de Dios. En Génesis 26:5 está escrito:

"Por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes (TORÁ)."

 

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE LA TORÁ?

A continuación hay una lista de siete propósitos de la Torá de Dios. Son los siguientes:

  1. Enseña y revela la naturaleza Divina de Dios.

    1. Dios es Santo (Levítico 19:2).
    2. Dios es Amor (1ª Juan 4:7-8).
    3. Dios es Clemente, Justo, Misericordioso (Salmo 116:5).

  2. Enseña y revela el pecado (Romanos 3:20; Gálatas 3:10; Santiago 2:10; 1ª Juan 3:4).

  3. Enseña y revela la necesidad del hombre de tener un Mesías (Romanos 10:4) —> "fin" en griego significa "Meta/Blanco".

  4. Enseña y revela el plan redentor de Dios por medio del Mesías (Salmo 40:6-7).

  5. Enseña y revela que el hombre es salvo por la gracia de Dios de acuerdo con la fe y no por obras de la ley (Romanos 3:20, 24, 28; font color="#0000ff">Gálatas 2:16; Efesios 2:8-9))

  6. Enseña y revela la diferencia entre la vida del Espíritu (la Torá escrita sobre un corazón de carne) y la vida de la carne (la Torá escrita sobre un corazón de piedra) (Romanos 8:1-3, a5-9).

  7. Enseña y revela cómo crecer de ser niños espirituales a la madurez espiritual (Génesis 17:1; Salmo 19:7-8; Salmo 119:1-2; Efesios 4:11-15; Hebreos 5:12-14).

 

TORÁ SIGNIFICA UN FUNDAMENTO

Como ha sido anteriormente en este capítulo, Torá viene de la palabra hebrea, "Yarah" que significa "poner una base o fundamento." Los profetas y las Escrituras edifican sobre ese fundamento. Espiritualmente, Jesús es la TORÁ VIVIENTE y el FUNDAMENTO FIRME de Dios. En Isaías 28:16 está escrito:

"Por tanto, el señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sión por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere no se apresure."

El fundamento firme y principal piedra del ángulo de la Casa de Dios es Jesús. Jesús es la Torá viviente. Los profetas y apóstoles han edificado sobre este fundamento. En Efesios 2:19-20 está escrito:

"Así que ya no sois extranjeros y advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo."

 

¿QUÉ MÉTODO UTILIZÓ DIOS PARA
COMUNICARNOS SU TORÁ A NOSOTROS?

Dios nos ha dado el entendimiento de Él y de Su Reino en forma de cuadros espirituales, anteproyectos o sombras. En otras palabras, el mundo natural o literal fue dado para comunicar el mundo espiritual. Por lo tanto, Dios habló Su Torá a Su pueblo por medio de diferentes mecanismos que incluyen:

  1. Parábolas (Salmo 78:11-4; Marcos 4:10-13).
  2. Misterios y dichos profundos u obscuros (Proverbios 1:1-6; 1ª Corintios 2:6-10, 14).
  3. Anteproyectos/sombras espirituales (Ezequiel 43:10-12; Colosenses 2:16-17)

La Torá de Dios fue dada en forma de parábolas, anteproyectos espirituales, de manera que Su Palabra fuese cumplida con relación al justo y al malvado. Los que obedezcan el mandamiento mayor (Deuteronomio 6:4-9; Marcos 12:28-31) en espíritu y en verdad (Juan 4:24) conocerán y comprenderán los caminos de Dios. Pero, los malvados considerarían las cosas de Dios como tonterías (1�� Corintios 2:14).

 

LOS CUATRO NIVELES DE ENTENDIMIENTO
DE LA TORÁ / PALABRA DE DIOS

  1. P’shat — Literal
  2. Remez — Una Escritura unida a otra Escritura
  3. Drash — Interpretaciones derivadas de la Escritura por medio de la exégesis y las aplicaciones espirituales.
  4. Sod — Significado espiritual más profundo (misterios y dichos oscuros) de la Escritura no visto según el significado aparente.

 

¿CÓMO CRECEMOS EN EL CONOCIMIENTO (TORÁ) DE DIOS?

Dios mismo empieza a revelarse de manera sobrenatural y los principios de Su Reino cuando quiera que nosotros obedecemos el mayor mandamiento de amar a Dios con todo nuestro corazón, mente, alma y fuerzas (Deuteronomio 6:4-7; Marcos 12:28-31). Obedeciendo el mayor mandamiento, permite que el Espíritu Santo nos guíe para que podamos crecer hasta llegar a la madurez espiritual. Este crecimiento está diseñado por Dios para que sea un proceso, paso a paso, de construcción sobre el fundamento de la Torá. En Isaías 28:9-10 está escrito:

"¿A quién se enseñará ciencia, o a quién se hará entender doctrina? ¿A los destetados? ¿A los arrancados de los pechos? Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá."

Es el deseo de Dios, que después de que somos salvos, crezcamos en el conocimiento y comprensión de los caminos de Dios y de su Reino "línea sobre línea" y "precepto sobre precepto." Haciéndolo, Dios desea que crezcamos de ser niños espirituales hacia la madurez espiritual. En Hebreos 5:12-14 está escrito:

"Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal."

 

¿QUÉ ES EL NUEVO PACTO?

La mayoría de los cristianos asocian el Antiguo Testamento (el nombre bíblico es TaNaJ — Torá, Profetas (Neviim), y Escrituras (Ketuvim) (Lucas 24:44) con la Torá pero no asocian el Nuevo Testamento (Pacto) con la Torá. ¡¡¡Sin embargo, la mayoría de los cristianos fallan al darse cuenta que la BIBLIA nos dice que el Nuevo Testamento (Pacto) está basado en la TORÁ!!!

 

EL NUEVO PACTO ESTÁ BASADO EN LA TORÁ

El Nuevo Pacto está basado en la Torá. En Jeremías 31:31, 33 está escrito:

"He aquí que vienen días, dice el Señor, en los cuales haré NUEVO PACTO, con la casa de Israel y con la casa de Judá…Pero ESTE SERÁ EL PACTO que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor: Daré mi ley (TORÁ) en su mente, y la ESCRIBIRÉ EN SU CORAZÓN; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo."

El libro de Hebreos confirma que el Espíritu Santo es un testigo que el Nuevo Pacto es la TORÁ escrita en su corazón. En Hebreos 10:15-16 está escrito:

"Y NOS ATESTIGUA lo mismo el ESPÍRITU SANTO; porque después de haber dicho: este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días, dice el Señor: pondré mis leyes (TORÁ) en sus corazones, y en sus mentes las escribiré."

 

DIOS NO HA SUPRIMIDO LA LEY

¿Por qué era necesario el Nuevo Pacto? ¿Encontró Dios alguna falta en la Torá? ¡¡NO!! Dios no podía encontrar ningún defecto en la Torá porque la Torá venía de Él. Si Dios hubiera encontrado algún defecto en la Torá, es que había encontrado falta con Él mismo. Así, ¿qué quería Dios cambiar? Dios no quería cambiar Su Torá porque la Torá es el Árbol de Vida y la Torá es eterna. Por lo tanto, lo que Dios deseaba cambiar era los CORAZONES de su pueblo. Nosotros podemos comprender esta verdad en Hebreos 8:7-8, según está escrito:

"Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. Porque reprendiéndolos (en inglés dice: Encontrando defecto en ellos) dice: He aquí vienen días, dice el Señor, en que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto."

Por lo tanto, Dios no encontró defecto con la Torá que Él dio en el Monte Sinaí. ¡Dios encontró defecto en los CORAZONES de la gente que recibieron Su Torá!

 

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE EL ANTIGUO
Y EL NUEVO PACTO?

Porque la mayoría de los cristianos creen que Dios ha suprimido la Torá después de la muerte y resurrección de Jesús, no comprenden la diferencia entre el Antiguo y el Nuevo Pacto. La mayoría de los cristianos creen que Dios encontró defecto en la TORÁ dada en el Monte Sinaí y es por eso que Jesús vino para introducir el Nuevo Pacto. Sin embargo, como se constató anteriormente, Dios dio la Torá en el Monte Sinaí, y si Él hubiera encontrado defecto en ella, entonces, es que Él había encontrado defecto con Él mismo. Entendiendo que AMBOS, tanto el Antiguo Pacto como el Nuevo, están fundamentados en la Torá, podemos comprender en qué encontró Dios defecto para reemplazarlo. Dios no encontró defecto consigo mismo que es el DADOR de la Torá, pero Dios encontró defecto en los RECEPTORES de la Torá, los CORAZONES de los hijos de Israel. Así que, si tanto el Antiguo como el Nuevo Pacto están fundamentados en la Torá, ¿cuál es la diferencia entre los dos Pactos?

  1. El Antiguo Pacto = La Torá escrita en un corazón de piedra
  2. El Nuevo Pacto = La Torá escrita en un corazón de carne

¡El problema del Primer Pacto fueron los CORAZONES de la GENTE, que RECIBIÓ la Torá, NO LA TORÁ!

 

EL PROBLEMA DEL ANTIGUO PACTO FUE QUE LA TORÁ ESTABA ESCRITA EN UN CORAZÓN DE PIEDRA

Cuando Dios dio Su Torá/Palabra, el blanco de Su Torá/Palabra era el corazón humano. El antiguo pacto fue escrito en un corazón de piedra. Por lo tanto, Dios deseaba dar a luz un Nuevo Pacto e intentaba que Su Torá fuese escrita sobre un corazón de carne. Podemos comprender esta verdad en Ezequiel 36:26-27, según está escrito:

"Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardaréis mis preceptos, y los pongáis por obra."

 

¿QUÉ ES UN CORAZÓN DE PIEDRA?

Jesús nos explicó las características de un corazón de piedra en la parábola conocida como la parábola del sembrador. En Marcos 4:3-6 está escrito:

"Oíd: he aquí el sembrador salió a sembrar; y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron. Otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra. Pero salido el sol, se quemó; y porque no atenía raíz, se secó."

En Marcos 4:14-17, Jesús explica la parábola y el significado de pedregales (corazón), según está escrito:

"El sembrador es el que siembra la palabra. Y éstos son los de junto camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, enseguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones. Estos son asimismo lo que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo; pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan."

Por lo tanto, ¿cuáles son las características de un corazón de piedra según Jesús?

  1. Oye la Palabra
  2. Recibe la Palabra con gozo
  3. No tienen raíz/son de corta duración
  4. Cuando la aflicción y la persecución se levanta por causa de la Palabra se sienten ofendidos y se vuelven

 

LOS HIJOS DE ISRAEL RECIBIERON LA PALABRA
CON UN CORAZÓN DE PIEDRA

Cuando Dios dio Su Torá a los hijos de Israel por medio de Moisés en el Monte Sinaí, oyeron la Palabra y la recibieron con gozo (Marcos 4:16). En Éxodo 24:3 esta escrito:

"Y Moisés vino y contó al pueblo todas las palabras del Señor, y todas las leyes; y todo el pueblo respondió a una voz, y dijo: Haremos todas las palabras que el Señor ha dicho."

El gozo y alegría de los corazones de los hijos de Israel de recibir y hacer la Torá de Dios se puede ver en una mayor dimensión, comprendiendo el significado hebreo de la frase, "Haremos todas las palabras que el Señor ha dicho." En hebreo la frase dice: "Naaseh Ve-Nishmah," que quiere decir, "¡¡Estamos de acuerdo en hacerlo, aun sin haberlo escuchado!!"

El corazón de los hijos de Israel era tan grande para agradar a Dios que cuando Dios dijo "Queréis…," el pueblo dijo ¡SÍ!, Aun antes de haber escuchado lo que Dios iba a pedir de ellos. ¡Esta debería ser la ACTITUD de cada creyente! Lo que les faltaba a los hijos de Israel era el PODER del Espíritu Santo que habita en nosotros para cumplimentar la convicción de amar y servir a Dios con todo su corazón.

En Marcos 4:17, Jesús describe que el corazón pedregoso se ofende cuando llega la aflicción y la persecución. Esto es exactamente lo que sucedió a los hijos de Israel en el desierto. Una y otra vez fueron tentados en el desierto y el pueblo se sintió ofendido por causa de sus pruebas y tribulaciones y desearon volver a Egipto.

Cuando los 12 espías fueron enviados a explorar la tierra de Canaán, 10 espías regresaron con un informe negativo diciendo que los hijos de Israel no podrían tomar la tierra de Canaán como Dios había prometido a Abraham. Respondieron sintiéndose ofendidos por la promesa de Dios y desearon regresar a Egipto. En Números 14:1-4 está escrito:

"Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; O en este desierto ojalá muriéramos! ¿Y por qué nos trae el Señor a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volver a Egipto? Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto."

Esta es la característica del corazón pedregoso. Los hijos de Israel recibieron la Torá de Dios con gozo pero más tarde cuando se enfrentaron a las pruebas y tribulaciones del desierto y a los gigantes de la tierra de Canaán, desearon regresar a Egipto.

En la misma manera, un corazón pedregoso mantiene a los cristianos de ser la Novia de Cristo. Muchos cristianos reciben el don de la Salvación de Dios con gran gozo. Ven las cosas maravillosas, imponentes y poderosas que Dios hace en sus vidas para traerles a la salvación. Quieren hablar a Dios día y noche. Tienen un gran fuego por Dios. Aun así, necesitan todavía enfrentarse y experimentar las pruebas y las tribulaciones de la vida. Cuando las pruebas y tribulaciones de la vida empiezan a venir sobre ellos, su fuego por Dios comienza a desvanecerse. Sienten amargura hacia Dios por causa de las pruebas y las tribulaciones en sus vidas y dicen en sus corazones, "Era mejor y más divertido cuando estaba en el mundo". Este es un corazón pedregoso. Por lo tanto, los hijos de Israel no son los únicos sobre la tierra con un corazón pedregoso; ¡muchos cristianos tienen un corazón pedregoso, también! Un corazón pedregoso rechaza la Torá/Palabra de Dios. En Zacarías 7:11-12 está escrito:

"Pero no quisieron escuchar, antes volvieron la espalda, y taparon sus oídos para no oír; y pusieron su corazón como diamante, para no oír ni las palabras que el Señor de los ejércitos enviaba por su Espíritu, por medio de los profetas primeros; vino, por tanto, gran enojo de parte del Señor de los ejércitos."

Los Diez Mandamientos fueron escritos sobre tablas (corazones) de piedra (Éxodo 24:12, 31:18; Deuteronomio 4:13-14, 5:22, 9:10-11).

 

UN CORAZÓN DE PIEDRA NO PUEDE VENCER LA CARNE (NATURALEZA DE PECADO)

Un corazón de piedra ejemplifica las características de nuestra naturaleza de pecado heredada de Adán y rechaza la TORÁ/Palabra de Dios. El Nuevo Pacto fue necesario porque en el Antiguo Pacto el corazón de piedra no podía vencer sobre la naturaleza de pecado. ¡El problema en el Antiguo Pacto no fue la Torá, porque la Torá es el árbol de vida! Por lo tanto, lo que fue suprimido fue NO LA TORÁ sino el CORAZÓN DE PIEDRA. Dios deseaba reemplazar el corazón de piedra con un corazón de carne. ¡Esto sería realizado por Dios poniendo Su Santo Espíritu dentro de nosotros! Dios deseaba que Su Espíritu viviese dentro de todos los creyentes para que pudieran tener el poder de vencer los deseos de la carne y la naturaleza de pecado heredada de Adán. ¡Al hacerlo así, Dios necesitaba cambiar el corazón del hombre, no su Torá porque su Torá es eterna!

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE UN CORAZÓN
DE PIEDRA Y UN CORAZÓN DE CARNE?

La Torá dada en el Monte Sinaí fue escrita sobre un corazón de piedra. Un corazón de piedra no tiene el poder para vencer sobre la carne. El Nuevo Pacto es la Torá escrita sobre un corazón de carne. Un corazón de carne tiene el poder de vencer los deseos de la carne y nuestra naturaleza de pecado. La diferencia entre el corazón de piedra que no puede vencer sobre nuestra naturaleza de pecado y el corazón de carne que puede vencer los deseos de nuestra naturaleza de pecado por el poder del Espíritu Santo, es el mensaje que nos es comunicado en Romanos 8:2-10, según está escrito:

"Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús (un corazón de carne) me ha librado de la ley del pecado y de la muerte (un corazón de piedra). Porque lo que era imposible para la ley (un corazón de piedra), por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado, y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne (un corazón de piedra); para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu (un corazón de carne). Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne (un corazón de piedra); pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu (un corazón de carne). Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz (un corazón de carne). Por cuanto la mente carnal es enemistad contra Dios (un corazón de piedra); porque no se sujeta a ley de Dios, ni tampoco puede, y los que viven según la carne (un corazón de piedra) no pueden agradar a Dios. Mas vosotros no vivís (no nos ha sido dado un corazón de piedra) según la carne, sino según el Espíritu, (un corazón de carne), si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros (un corazón de carne). Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo (un corazón de carne), no es de él. Pero si Cristo está en vosotros (un corazón de carne), el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado ( un corazón de piedra), mas el Espíritu vive a causa de la justicia (un corazón de carne)."

La diferencia entre el Antiguo Pacto que es la Torá escrita sobre un corazón de piedra, y el Nuevo Pacto que es la Torá escrita en un corazón de carne, es la diferencia entre las dos naturalezas dentro de nosotros. La Torá escrita sobre un corazón de piedra es la naturaleza de la carne. La Torá escrita sobre un corazón de carne sigue la naturaleza del Espíritu de Dios. Este es el mensaje que se comunica en Gálatas 4.22-26, 29, según está escrito:

"Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos; uno de la esclava, el otro de la libre. Pero el de la esclava nació según la carne (un corazón de piedra); mas el de la libre, por la promesa (un corazón de carne). Lo cual es una alegoría, pues estas mujeres son los dos pactos (o las dos naturalezas); el uno proviene del monte Sinaí, el cual da hijos para esclavitud; éste es Agar (un corazón de piedra). Porque Agar es el monte Sinaí en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, pues ésta, junto con sus hijos, está en esclavitud (un corazón de piedra). Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros (un corazón de carne)Pero como entonces el que había nacido según la carne (un corazón de piedra) perseguía al que había nacido según el Espíritu (un corazón de carne), así también ahora."

En Romanos 7, nos dice que la Torá es santa y los mandamientos santos, justos y buenos. También nos dice que la Torá produce fruto en el hombre interior. En Romanos 7:12, 14, 22 está escrito:

"De manera que la ley (TORÁ), a la verdad, es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno… Porque sabemos que la TORÁ es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado…Porque según el HOMBRE INTERIOR, me deleito en la TORÁ de Dios."

 

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DEL NUEVO PACTO?

El Nuevo Pacto es la TORÁ escrita sobre un corazón de carne (Jeremías 31:33). Esto sería realizado por Dios poniendo Su Espíritu Santo dentro de nosotros de manera que el Espíritu de Dios pueda enseñar al pueblo de Dios a andar en los caminos de Dios y guardar Su Torá, como ser obediente a Sus mandamientos. En Ezequiel 11:19-20 está escrito:

"Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en mis ordenanzas y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios."

Un corazón de piedra trae muerte pero un corazón de carne trae vida. Esto es lo que el Apóstol Pablo hablaba en 2ª Corintios 3:3, 6, según está escrito:

"Siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón…El cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu; porque la letra mata, mas el Espíritu vivifica."

 

¿CUÁL ES EL PAPEL DEL ESPÍRITU SANTO
EN EL NUEVO PACTO?

  1. El Espíritu Santo es un testigo que el Nuevo Pacto = la Torá escrita en nuestro corazón (Jeremías 31:31, 33; Hebreos 10:15-16)).

  2. El spíritu Santo fue enviado a la tierra para enseñarnos la VERDAD de Dios (Juan 14:16-17, 26, 15:26, 16:13)).

  3. ¿Qué es la VERDAD? La Torá/Palabra de Dios es la VERDAD (Salmo 119:142; Juan 17:17).

  4. Dios uería escribir Su Torá sobre nuestro corazón y enseñarnos Su Torá que es llamada "VERDAD" (Juan 14:16-17, 26, 15:26, 16:13)).

  5. Necesitamos el Espíritu de Dios DENTRO de nosotros por las siguientes razones:

    1. Para ener el poder de vencer sobre la naturaleza de pecado heredada de Adán.
    2. Para llevar fruto espiritual en nuestras vidas (Gálatas 5:22-25)
    3. Para comprender, crecer, y tener una revelación de la Torá/Palabra de Dios.

 

RESUMEN

En resumen, la Torá no quiere decir "Ley" sino instrucción. No somos salvos guardando la Torá de Dios. Somos salvos por gracia por medio de la fe, y la salvación es un don gratuito de Dios. Dios dio Su Torá para que pudiéramos tener un conocimiento del pecado y de la santidad de Dios. Teniendo un conocimiento del pecado, el hombre podría comprender que necesita un Mesías. Sin embargo, DESPUÉS de que somos salvos sin las obras de la ley, la Torá de Dios sirve como Su manual de instrucciones en cuanto a cómo deben de vivir sus vidas los cristianos, de manera agradable para Dios. ¡La Torá de Dios es un árbol de vida y es eterno! Los que rechazan seguir la Torá de Dios tienen un corazón de piedra y no pueden vencer los deseos de la carne y de los caminos del mundo. No pudiendo vencer los deseos de la carne y de los caminos del mundo, los cristianos con corazones de piedra no serán la Novia de Cristo. Los que aman a Dios con todo su corazón, mente, alma y fuerzas y llevan mucho fruto en sus vidas por medio del poder del Espíritu Santo que mora en nosotros, tienen un corazón de carne y serán la Novia de Cristo.

 

Continuar para Capitulo 12

 

 

 

Yeshua from Genesis to Revelation

Yeshua from Genesis to Revelation 

This DVD series reveals Yeshua in the entire Bible (Psalm 40:7, Luke 24:44). Yeshua is in the Torah. He created the heavens and earth, made covenant with Abraham, led the children of Israel out of Egypt, gave the Torah at Mount Sinai, is the bridegroom of Israel and the glory of God that filled the tabernacle. Yeshua died on the tree to unite the twelve tribes of Israel (John 10:16-17, 11:49-52). Yeshua will gather the twelve tribes of Israel during the tribulation period and be glorified. He will reign during the Messianic Era as King over the whole earth teaching the Torah to all nations. While revealing Yeshua from Genesis to Revelation, this DVD series also teaches the basic principles of the Hebraic roots of Christianity, including who is the house of Jacob, Torah is for all believers in Yeshua, and Two Houses and the New Testament. Finally, this DVD series gives a Hebraic perspective of the end of days. In all, twelve hours of power packed teaching!

Order Here!

   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
©2010-2014 Hebraic Heritage Ministries International.  Designed by Web Design by JB.