HebRootsHeader
Home HebRoots Study Hall Torah & Grace Galatians Sabbath & Festivals Acts 15 Ephraim & Judah 2 Houses & NT
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
HebRoots Teachers HebRoots Ministries Audio Teachings Video Teachings Weekly Teachings Eddie's Books Hebraic Perspective Bride of Messiah
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
Basics of Judaism Israel Messianic Jewish/Israel Exile/Redemption Hebrew Language Tabernacle Mikvah/Immersion Olive Tree
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
Babylon/One World Gov Bible Prophecy Newsgroup Archives Church History Webstore Support Us Contact Us
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1
Hebraic Roots Discipleship Program 
Studying Hebraic Roots?
 
Hebraic Roots Webstore 
Join our Network! 
 

Hand Click Now Hand


Yeshua: The Hebrew Word for Jesus
Yeshua



Eddie's Books
Quick Jump Menu


Restoring the Two Houses of Israel
The Seven Festivals of the Messiah
Who is the Bride of Christ?
Restaurando Las Dos Casas de Israel
Las Siete Fiestas del Mesias
?Quien es la Novia de Cristo?
Menu Dropdown by Vista-Buttons.com 4.1.1

Free Audio Teachings






Restaurando Las Dos Casa De Israel

CAPÍTULO 6

YESHÚA, NUESTRO MESÍAS JUDÍO


Yeshúa/Jesús fue un judío. Nació como un judío. Vivió como un judío, y murió como un judío. Mientras que la mayoría de los miembros de la casa de Israel (Cristianismo) reconocen que Yeshúa/Jesús fue judío, no adoran al Di-s de Israel identificándose con las raíces judías del Mesías. Las raíces de la fe (emuná) en Yeshúa/Jesús como el Mesías judío es Judaísmo bíblico. De hecho, los primeros creyentes en Yeshúa/Jesús como el Mesías (Mashíaj) fueron considerados una secta del Judaísmo (casa de Judá) (Hechos 28:22). Por otro lado, muchos miembros de la casa de Judá (Judaísmo) no reconocen a Yeshúa/Jesús como que es un judío. Para aquellos judíos (casa de Judá) que no reconocen que Yeshúa/Jesús era judío, no se dan cuenta que Yeshúa/Judá era un judío observante de la Torá. Por lo tanto, ambas casas de Israel necesitan identificar en mayor medida las raíces judías del Mesías (Mashíaj) Yeshúa/Jesús.

En este capítulo examinaremos las raíces judías de Yeshúa/Jesús. Descubriremos que Yeshúa/Jesús, vivió Su vida como un judío observante de la Torá y murió como un judío. Además, cuando Él regrese a la tierra a gobernar y reinar por 1.000 años durante la Edad Mesiánica (Atid Lavó), lo hará como un judío observante de la Torá, enseñando la Torá del Di-s de Israel a las naciones del mundo (Isaías [Yeshayahu] 2:2-4). En este capítulo, estudiaremos las raíces judías de la vida de Yeshúa/Jesús. Enfocaremos principalmente sobre Su vida según ha sido registrado para nosotros en el Nuevo Testamento (Brit Jadashá), en los libros de Mateo (Matityahu), Marcos, Lucas y Juan (Yojanán). Al hacerlo así, quiera que las dos casas de Israel (Judaísmo y Cristianismo) reconozcan y se identifiquen con las raíces judías de Yeshúa/Jesús, y se den cuenta que Él es nuestro Mesías (Mashíaj) JUDÍO.

 

NUESTRO MESÍAS JUDÍO:
YESHÚA/JESÚS NACIÓ COMO UN JUDÍO

Yeshúa/Jesús nació como un judío. Nació de la simiente de David y en la ciudad de David, que se llama Belén (Beitlehem). Cuando nació Yeshúa/Jesús, Sus padres estaban comprometidos el uno al otro. El desposorio es la primera de las etapas de un matrimonio judío. Yeshúa/Jesús fue circuncidado al octavo día (brit milá) como era la costumbre al nacimiento de un niño judío. El nombre de Jesús en hebreo es Yeshúa. Yeshúa es la palabra hebrea que significa salvación. Yeshúa/Jesús nació como un judío. Yeshúa/Jesús nació para ser el Salvador del mundo y el Mesías (Mashíaj) de ambas casas de Israel (Judaísmo y Cristianismo).

 

YESHÚA/JESÚS NACIÓ COMO UN JUDÍO
DE LA SIMIENTE DE DAVID

Yeshúa/Jesús nació como un judío. El Judaísmo tradicional (casa de Judá) cree que el Mesías (Mashíaj) nacerá de la simiente de David. La casa de Israel (Cristianismo) también cree que el Mesías (Mashíaj) judío nacerá de la simiente de David. En 1ª Crónicas l7:7-14, está escrito:

"Por tanto, ahora dirás a mi siervo David: Así ha dicho el Señor de los ejércitos: Yo te tomé del redil, de detrás de las ovejas, para que fueses príncipe sobre mi pueblo Israel; y he estado contigo en todo cuanto has andado, y he cortado a todos tus enemigos de delante de ti, y te haré gran nombre, como el nombre de los grandes en la tierra. Asimismo he dispuesto lugar para mi pueblo Israel, y lo he plantado para que habite en él y no sea más removido; ni los hijos de iniquidad lo consumirán más, como antes, y desde el tiempo que puse los jueces sobre mi pueblo Israel; mas humillaré a todos tus enemigos. Te hago saber, además, que el Señor te edificará casa. Y cuando tus días sean cumplidos para irte con tus padres, levantaré descendencia después de ti, a uno de entre tus hijos, y afirmaré su reino. Él me edificará casa, y yo confirmaré su trono eternamente. Yo le seré por padre, y él me será por hijo; y no quitaré de él mi misericordia, como la quité de aquel que fue antes de ti; sino que lo confirmaré en mi casa y en mi reino eternamente, y su trono será firme para siempre."

La promesa del Di-s de Israel David está repetida en el Salmo (Tehilim) 89:20, 34-37, según está escrito:

"Hallé a David mi siervo; lo ungí con mi santa unción…No olvidaré mi pacto, no mudaré lo que ha salido de mis labios. Una vez he jurado por mi santidad, y no mentiré a David. Su descendencia será para siempre, y su trono como el sol delante de mí. Como la luna será firme para siempre, y como un testigo fiel en el cielo."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús nació de la simiente de David según la carne. En Romanos 1:3, está escrito:

"Acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David, según la carne,"

En Hebreos 7:14 está escrito:

"Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá…"

En Revelación 5:5 está escrito:

"Y uno de los ancianos me dijo: No llores: He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro…"

Cuando Yeshúa/Jesús nació, el ángel Gabriel habló a María (Miryam), la madre judía de Yeshúa/Jesús y dijo en Lucas 1:30-33, según está escrito:

"Entonces, el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin."

 

JESÚS EN HEBREO SIGNIFICA SALVACIÓN

En Lucas 1:31, el ángel Gabriel dijo a María (Miryam) que el nombre del Mesías sería Jesús. El nombre Jesús en hebreo es Yeshúa, que significa salvación. En el pensamiento hebreo, un nombre es dado a una persona para representar el carácter, identidad, propósito o destino de la persona. Un nombre representa lo que una persona va a ser. Una de las funciones del Mesías (Mashíaj) judío es el de redimir a la casa de Jacob y salvar al mundo de sus pecados. Por lo tanto, el Mesías (Mashíaj) fue llamado Yeshúa que significa en hebreo "salvación," porque el Mesías salvaría a Su pueblo de sus pecados. En Mateo (Matityahu) 1:21 está escrito:

"Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS [Yeshúa], porque él salvará a su pueblo de sus pecados."

 

LA IMPORTANCIA DE UN NOMBRE
EN EL PENSAMIENTO HEBREO

Un nombre hebreo es importante porque un nombre en el pensamiento hebreo representa el carácter, identidad, propósito o destino de la persona. El ángel Gabriel dio instrucciones a María (Miryam) de que llamase al Mesías (Mashíaj) judío, Yeshúa / salvación porque su carácter, identidad, propósito y destino en el corazón del Di-s de Israel es salvar a Su pueblo de sus pecados. A continuación, examinaremos los nombres de los patriarcas, Abraham (Avraham), Isaac (Yitsjak) y Jacob (Yaacov), para comprender en mayor medida cómo un nombre hebreo representa el carácter, identidad, propósito o destino de una persona.

 

ABRAHAM EN HEBREO SIGNIFICA PADRE DE UNA MULTITUD

Abram es la palabra 87 de Strong en el Diccionario Concordancia de Hebreo. Es la palabra hebrea Avram, (Abram) significa "Padre exaltado." Cuando el Di-s de Israel hizo un pacto con Abram (Avram), Él le cambió el nombre a Abraham (Avraham). Abraham es la palabra 85 de Strong que en hebreo significa "padre de una multitud." Cuando Él cambió el nombre de Abraham, el Di-s de Israel añadió la letra hebrea, he ("h"), al nombre de Abraham. La letra hebrea, he ("h") representa el aliento y vida del Di-s de Israel.

Haciendo un pacto con Abraham (Avraham) y cambiando su nombre, el Di-s de Israel estaba comunicando a Abraham (Avraham) que Él le iba a cambiar el carácter, identidad, propósito y destino de Abraham y sus descendientes. El Di-s de Israel iba a hacer esto añadiendo Su aliento y vida (la letra hebrea, he ["h"] a la vida de Abraham (Avraham) para hacerle "padre de una multitud." En Génesis (Bereshit) 17:1-7 está escrito:

"Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció el Señor y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto. Y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera. Entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo: He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes [Avraham en hebreo]. Y no se llamará más tu nombre Abram, [que significa 'padre exaltado' en hebreo] sino que será tu nombre Abraham [que significa 'padre de una multitud' en hebreo], porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti. Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti."

 

ISAAC EN HEBREO SIGNIFICA RISA

Isaac (Yitsjak) es el hijo de Abraham (Avraham) y Sara. Isaac es la palabra hebrea 3327 de Strong, y significa "risa." Cuando el Di-s de Israel dijo a Abraham que Sara iba a tener un hijo en su avanzada edad, cuando había pasado la edad fértil, Sara "se rió" (Génesis [Bereshit] 18:9-14). Por lo tanto, Abraham y Sara le pusieron a su hijo Isaac (Yitsjak) o "risa." Cuando Isaac (Yitsjak) nació, Sara dijo que el Di-s de Israel le había hecho "reír" (que tiene un significado espiritual más profundo de regocijarse con gran gozo) para que todos los que oigan (SHEMÁ en hebreo que significa oír, hacer y obedecer) se "rían" (tengan gran gozo en el S-ñor) conmigo. Por lo tanto, Abraham (Avraham) le llamó a su hijo, Isaac (Yitsjak), porque el nombre de Isaac (risa) representaba un acontecimiento profético que el Di-s de Israel realizó en sus vidas. En Génesis (Bereshit) 18:9-14 está escrito:

"Y le dijeron: ¿Dónde está Sara tu mujer? Y él respondió: Aquí en la tienda. Entonces dijo: De cierto volveré a ti; y según el tiempo de la vida, he aquí que Sara tu mujer tendrá un hijo: Y Sara escuchaba a la puerta de la tienda, que estaba detrás de él. Y Abraham y Sara eran viejos, de edad avanzada; y a Sara le había cesado ya la costumbre de las mujeres. Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo? Entonces, el Señor dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja? ¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo."

Cuando nació Isaac, Abraham (Avraham) y Sara le pusieron por nombre Yitsjak en hebreo que significa "risa." En Génesis (Bereshit) 21:1-3, 6 está escrito:

"Visitó el Señor a Sara, como había dicho, e hizo el Señor con Sara como había hablado. Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho. Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le dio a luz Sara, Isaac…Entonces dijo Sara: Dios me ha hecho reír, y cualquiera que lo oyere [que es la palabra hebrea SHEMÁ que significa oír, hacer y obedecer. Y es la palabra de Strong 8085], se reirá conmigo."

 

JACOB EN HEBREO SIGNIFICA SUPLANTADOR

Jacob es la palabra 3290 de Strong en la Concordancia Diccionario de hebreo. Jacob es la palabra hebrea Yaacov que significa "suplantador, engañador, burlador, el que traba el calcañar." El significado del nombre de Jacob (Yaacov) era profético de la vida de Jacob (Yaacov) hasta que el Di-s de Israel cambió su nombre a Israel. Israel es la palabra 3478 de Strong que significa "gobernar y tener poder como un príncipe con Dios." A Jacob (Yaacov) le fue dado el nombre de "el que traba el calcañar" porque cuando nació, él "agarró el calcañar" de su hermano mayor Esaú. Por lo tanto, su nombre fue llamado Jacob (Yaacov) que significa "el que traba el calcañar."

Durante su vida, Jacob (Yaacov) deseó grandemente ser el heredero del pacto de la bendición que el Di-s de Israel hizo con Abraham (Avraham). Mientras que el corazón de Jacob fue honorable por desear la bendición del pacto que el Di-s de Israel prometió a Abraham (Avraham), y el Di-s de Israel honró el corazón de Jacob (Yaacov) por desear esta bendición, el método que Jacob (Yaacov) utilizó para obtener esta bendición está caracterizado por el "suplantador o engañador." Esto es el significado de Jacob (Yaacov) en hebreo.

Esaú y Jacob (Yaacov) eran hijos mellizos de Isaac (Yitsjak) y Rebeca (Rivká). Porque Esaú era el primogénito, la herencia de la familia le pertenecía legalmente a él. Sin embargo, Jacob (Yaacov) se propuso en su corazón que obtendría la bendición del primogénito. Porque Jacob deseaba la bendición del pacto que el Di-s de Israel había hecho con Abraham (Avraham) tan grandemente, Jacob (Yaacov) pidió a su hermano Esaú que le vendiera el derecho de primogenitura cuando éste tenía hambre y necesitaba comida.

Esaú representa al creyente carnal (terrenal) en Yeshúa/Jesús como el Mesías (Mashíaj). El corazón de Esaú estaba más preocupado en satisfacer sus deseos TEMPORALES, necesidades terrenales que en heredar el pacto ETERNO de las promesas que el Di-s de Israel había hecho a Abraham (Avraham). Por lo tanto, Esaú vendió su "primogenitura" para satisfacer sus deseos terrenales temporales de la comida para su cuerpo. Sin embargo, Jacob (Yaacov) estaba más preocupado por la bendición de pacto eterno que el Di-s de Israel prometió para los descendientes de Abraham (Avraham).

Jacob (Yaacov) tenía una "lucha" en su vida entre su naturaleza carnal (inclinación al mal) siendo un "suplantador, engañador" con su hermano Esaú, y su naturaleza espiritual (inclinación buena) que deseaba la bendición del Di-s de Israel. Cuando Jacob (Yaacov) tuvo un combate de "lucha" hacia el final de su vida, era profético de su vida. En el combate de la "lucha" Jacob prevaleció. Aunque el método de Jacob para obtener la bendición de la primogenitura era carnal y terrenal (inclinación al mal), el Di-s de Israel honró la naturaleza espiritual (inclinación buena) del corazón de Jacob que deseaba la bendición del pacto que Él había hecho a Abraham (Avraham).

Cuando Jacob (Yaacov) prevaleció en su "lucha" con el Di-s de Israel, Di-s cambió su nombre a Israel. Israel es la palabra 3478 de Strong, que significa "gobernar y tener poder como un príncipe con Di-s." El cambio de su nombre de Jacob (Yaacov) a Israel representaba un cambio de carácter, identidad, propósito y destino en la vida de Jacob (Yaacov).

Cuando nació Jacob (Yaacov), agarró el talón de su hermano gemelo Esaú, que salió el primero de la matriz de su madre Rebeca (Rivká). En Génesis (Bereshit) 25:21-26 está escrito:

"Y oró Isaac al Señor por su mujer, que era estéril; y lo aceptó el Señor, y concibió Rebeca su mujer. Y dos hijos luchaban dentro de ella; y dijo: Si es así, ¿Para qué vivo yo? Y fue a consultar al Señor; y le contesto el Señor: Dos naciones hay en tu seno, y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas; el un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, y el mayor servirá al menor. Cuando se cumplieron sus días para dar a luz, he aquí, he aquí había gemelos en su vientre. Y salió primero rubio, y era todo velludo como una pelliza; y llamaron su nombre Esaú. Después salió su hermano, trabada su mano al calcañar de Esaú; y fue llamado su nombre Jacob. Y era Isaac de edad de sesenta años cuando ella los dio a luz."

 

JACOB SUPLANTA LA PRIMOGENITURA DE ESAÚ

En Génesis (Bereshit) 27:1-36, Jacob (Yaacov) suplanta la bendición de su padre Isaac (Yitsjak) para Esaú con la ayuda de su madre Rebeca (Rivká), según está escrito:

"Aconteció que cuando Isaac envejeció, y sus ojos se oscurecieron quedando sin vista, llamó a Esaú su hijo mayor, y le dijo: Hijo mío. Y él respondió: Heme aquí: Y él dijo. He aquí ya soy viejo, no sé el día de mi muerte. Toma, pues, ahora tus armas, tu aljaba y tu arco, y sal al campo y tráeme caza; y hazme un guisado como a mí me gusta, y tráemelo, y comeré, para que yo te bendiga antes que muera. Y Rebeca estaba oyendo, cuando hablaba Isaac a Esa���� su hijo; y se fue Esaú al campo para buscar la caza que había de traer. Entonces Rebeca habló a Jacob su hijo, diciendo: He aquí yo he oído a tu padre que hablaba con Esaú tu hermano, diciendo: Tráeme caza y hazme un guisado, para que coma, y te bendiga en presencia del Señor antes que yo muera. Ahora, pues, hijo mío, obedece a mi voz en lo que te mando. Ve ahora al ganado, y tráeme de allí dos buenos cabritos de las cabras, y haré de ellos viandas para tu padre, como a él le gusta; y tú las llevarás a tu padre, y comerá, para que él te bendiga antes de su muerte. Y Jacob dijo a Rebeca su madre: He aquí, Esaú mi hermano es hombre velloso, y yo lampiño. Quizá me palpará mi padre, y me tendrá por BURLADOR, y traeré sobre mí maldición y no bendición. Y su madre respondió: Hijo mío, sea sobre mí tu maldición; solamente obedece a mi voz y ve y tráemelos. Entonces él fue y los tomó, y los trajo a su madre; y su madre hizo guisados, como a su padre le gustaba. Y tomo Rebeca los vestidos de Esaú su hijo mayor, los preciosos, que ella tenía en casa, y vistió a Jacob su hijo. Entonces éste fue a su padre y dijo: Padre mío. E Isaac respondió: Heme aquí; ¿quién eres, hijo mío? Y Jacob dijo a su padre: Yo soy Esaú tu primogénito; he hecho como me dijiste: levántate ahora, y siéntate, y come de mi caza, para que me bendigas. Entonces Isaac dijo a su hijo: ¿Cómo es que la hallaste tan presto, hijo mío? Y él respondió: Porque el Señor tu Dios hizo que la encontrase delante de mí. E Isaac dijo a Jacob: Acércate ahora, y te palparé, hijo mío, por si eres mi hijo Esaú o no. Y se acercó Jacob a su padre Isaac, quien le palpó, y dijo: La voz es la vez de Jacob, pero las manos, las manos de Esaú. Y no le conoció, porque sus manos eran vellosas como las manos de Esaú; y le bendijo. Y dijo: ¿Eres tú mi hijo Esaú? Y Jacob respondió. Yo soy. Dijo también: Acércamela, y comeré de la caza de mi hijo, para que yo te bendiga; y Jacob se la acercó, e Isaac comió; le trajo también vino, y bebió. Y le dijo Isaac su padre: Acércate ahora, y bésame, hijo mío. Y Jacob se acercó, y le besó; y olió Isaac el olor de sus vestidos, y le bendijo diciendo: Mira, el olor de mi hijo, como el olor del campo que el Señor ha bendecido; Di-s, pues, te dé del rocío del cielo, y de las grosuras de la tierra, y abundancia de trigo y de mosto. Sírvante pueblos, y naciones se inclinen a ti; Sé señor de tus hermanos, y se inclinen ante ti los hijos de tu madre. Malditos los que te maldijeren, y benditos los que te bendijeren Y aconteció, luego que Isaac acabó de bendecir a Jacob, y apenas había salido Jacob de delante de su padre, que Esaú su hermano volvió de cazar. E hizo él también guisados, y trajo a su padre, y le dijo: Levántase mi padre, y coma de la caza de su hijo, para que me bendiga. Entonces Isaac su padre le dijo ¿Quién eres tú? Y él le dijo: Yo soy tu hijo, tu primogénito, Esaú. Y se estremeció Isaac grandemente, y dijo: ¿Quién es el que vino aquí, que trajo caza, y me dio, y comí de todo antes que tú vinieses? Yo le bendije, y será bendito. Cuando Esaú oyó las palabras de su padre, clamó con una muy grande y muy amarga exclamación, y le dijo: Bendíceme también a mí, padre mío. Y él dijo: Vino tu hermano con engaño, y tomó tu bendición. Y Esaú respondió: Bien llamaron su nombre Jacob, pues ya me ha suplantado dos veces: se apoderó de mi primogenitura, y he aquí ahora ha tomado mi bendición. Y dijo: ¿No has guardado bendición para mí?"

 

EL SIGNIFICADO ESPIRITUAL DE JACOB Y ESAÚ

Jacob (Yaacov) es un tipo y cuadro espiritual de los hijos de la Promesa que andan de acuerdo al Espíritu (inclinación buena), y no según la naturaleza de la carne (inclinación mala). Esaú es un tipo y cuadro espiritual de aquellos que andan según la naturaleza carnal y no según el Espíritu. El Di-s de Israel ama aquellos corazones que se inclinan hacia Él y hacia Sus promesas (Jacob), y odia aquellos que están más preocupados en agradar los deseos de su carne (Esaú), por encima de amar al Di-s de Israel con todo su corazón, mente, alma y fuerzas, viviendo para el Reino eterno de Di-s. Esto está explicado para nosotros en Romanos 9:8-13, según está escrito:

"No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes. Porque la palabra de la promesa es esta: Por este tiempo vendré, y Sara tendrá un hijo. Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama), se le dijo: El mayor servirá al menor. Como está escrito a Jacob amé, más a Esaú aborrecí."

 

JACOB LUCHA CON DI-S Y PREVALECE

En Génesis (Bereshit) 32:24-30, Jacob (Yaacov) tiene un combate de lucha con el Di-s de Israel y prevalece. Jacob (Yaacov) no se apartaría de Él hasta que el Di-s de Israel le bendijera a Jacob: En Génesis (Bereshit) 32:24-30 esta escrito:

"Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba. Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices. Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob. Y el varón le dijo. No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido. Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y el varón respondió: ¿Por qué me preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí."

¿Cómo bendijo el Di-s de Israel a Jacob (Yaacov)? Le bendijo cambiando su nombre de Jacob (Yaacov) que significa, "suplantador, engañador, burlador" (que fue característico de la vida de Jacob (Yaacov)) a Israel que significa, gobernar y tener dominio como un príncipe con Di-s."

Por lo tanto, podemos ver por las vidas de Abraham (Avraham) Isaac (Yitsjak) y Jacob (Yaacov), que sus nombres representaban su carácter, identidad, propósito y destino en Di-s. En el pensamiento hebreo, un nombre es profético de su carácter, identidad, propósito y su destino. Por esta razón, el Mesías judío se llama Yeshúa. Su nombre representa Su carácter, destino y propósito como el Mesías (Mashíaj) judío para ambas casas de Israel (Judaísmo y Cristianismo). Él es nuestro Salvador y Él fue enviado por el Di-s de Israel como el Mesías (Mashíaj) judío, para salvar a Su pueblo de sus pecados (Mateo [Matityahu] 1:21).

 

MIRYAM ESTABA DESPOSADA CON YOSEF

María (Miryam) la madre judía de Yeshúa/Jesús estaba desposada con José (Yosef), cuando María (Miryam) quedó embarazada del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús. En el antiguo casamiento judío bíblico, hay dos etapas en el proceso del desposorio (esponsales). La primera etapa se llama desposorio, (esponsales). Durante el desposorio, (esponsales) se está casado legalmente con el cónyuge pero no se habita físicamente con el mismo. Comprendiendo el idioma hebreo, podemos ver cómo el desposorio es legalmente vinculante. La palabra desposorio en hebreo es erusín que viene de la raíz hebrea arás. Arás está relacionado a la palabra hebrea asar que significa "atar." Por medio de esto, podemos ver que la lengua hebrea nos enseña que el desposorio es vinculante.

Según las costumbres del antiguo casamiento judío bíblico, una vez que estás desposado, el único camino para salir del matrimonio es por medio de un divorcio. Un divorcio es conocido como un "guet" para la casa de Judá (Judaísmo). La segunda etapa del matrimonio se llama en hebreo nesuín. Es durante esta segunda etapa del matrimonio que la novia y el novio se unen físicamente y consuman el casamiento. En Mateo (Matityahu) 1:18-20, podemos comprender que los padres judíos del Mesías (Mashíaj) judío habían contraído matrimonio según las costumbres del antiguo casamiento judío bíblico, según está escrito:

"El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen [la primera de las dos etapas del antiguo casamiento judío bíblico], se halló que había concebido el Espíritu Santo [Rúaj HaKódesh]. José su marido como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente [guet/divorcio]. Y pensando en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es [Rúaj HaKódesh]."

Por lo tanto, los padres judíos del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús se desposaron según las antiguas costumbres judías bíblicas.

 

EL SIGNIFICADO ESPIRITUAL DEL DESPOSORIO

¿Cuál es el entendimiento (sod/significado más profundo) espiritual de la antigua ceremonia de bodas judía para los creyentes judíos y no-judíos en Yeshúa/Jesús como el Mesías judío? El Mesías (Mashíaj) es el novio, y los creyentes judíos y no-judíos en el Mesías son Su Novia. Cuando el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús vino a la tierra hace casi 2.000 años, Él vino para que cualquiera que pusiera su fe en Él, se desposare con Él para siempre. En Su primera venida, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús vino como el Mesías sufriente, conocido como el Mesías ben Yosef (José). Después de Su resurrección, ascendió al Cielo (olam habá) para estar con Di-s el Padre, hasta que vuelva en Su segunda venida para ser el Mesías Rey, conocido como el Mashíaj ben David.

Hoy en día, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús no habita físicamente con los que confían en Él. Por lo tanto, los creyentes en el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús están desposados con Él, en la actualidad. Él entrará en la plenitud de su casamiento, y habitarán físicamente con el Mesías durante la Edad Mesiánica, conocido como el Milenio a la casa de Israel (Cristianismo), o el Atid Lavó a la casa de Judá (Judaísmo).

 

LA CIRCUNCISIÓN ES UNA SEÑAL DEL PACTO

Es un mandamiento de la Torá que cada niño judío sea circuncidado al octavo día. La circuncisión es una señal física del pacto entre el Di-s de Israel y Su pueblo. El Di-s de Israel dio instrucciones a Abraham (Avraham) en Génesis (Bereshit) 17:9-14 de que la descendencia física de Abraham (Avraham) habían de ser circuncidados, según está escrito:

"Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti en sus generaciones., por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos. Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones. Este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti: Será circuncidado todo varón de entre vosotros. Circuncidaréis, pues, la carne de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros. Y de edad de ocho días será circuncidado todo varón entre vosotros, por vuestras generaciones; el nacido en casa, y el comprado por dinero a cualquier extranjero, que no fuere de tu linaje. Debe ser circuncidado el nacido en tu casa, y el comprado por tu dinero; y estará mi pacto en vuestra carne por pacto perpetuo. Y el varón incircunciso, el que no hubiere circuncidado la carne de su prepucio, aquella persona será cortada de su pueblo; ha violado mi pacto."

 

YESHÚA/JESÚS FUE CIRCUNCIDADO AL OCTAVO DÍA

Según el mandamiento del Di-s de Israel a Abraham (Avraham) todo niño judío debía ser circuncidado al octavo día, los padres judíos terrenales del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús le circuncidaron al octavo día. En Lucas 2:22-24 está escrito:

"Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a la ley [Torá] de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor (como está escrito en la ley [Torá] del Señor: Todo varón que abriere la matriz será llamado santo al Señor), y para ofrecer conforme a lo que se dice en la ley [Torá] del Señor: Un par de tórtolas, o dos palominos."

La instrucción dada en la Torá del Di-s de Israel en Levítico (Vayikrá) 12:1-3, 6, 8 según está escrito:

"Habló el Señor a Moisés, diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: La mujer cuando conciba y dé a luz varón, será inmunda siete días; conforme a los días de su menstruación será inmunda. Y al octavo día se circuncidará al niño…Cuando los días de su purificación fueren cumplidos, por hijo o por hija, traerá un cordero de un año para holocausto, y un palomino o una tórtola para expiación, a la puerta del tabernáculo de reunión, al sacerdote…Y si no tiene lo suficiente para un cordero, tomará entonces dos tórtolas o dos palominos, uno para holocausto y otro para expiación; y el sacerdote hará expiación por ella, y será limpia."

 

YESHÚA/JESÚS NACIÓ EN BELÉN

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús nació en Belén. En Mateo (Matityahu) 2:1, 4-6 está escrito:

"Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén…Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo [Mesías/Mashíaj]. Ellos le dijeron en Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: Y tú, Belén, de la tierra de Judá, no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; porque de ti saldrá un guiador, que apacentará a mi pueblo Israel."

La profecía de que el Mesías (Mashíaj) judío nacería en Belén de Judea está en Miqueas 5:2, según está escrito:

"Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad."

Un gobernante en Israel que ha sido desde la eternidad y que ha nacido en Belén es el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús.

 

EL SIGNIFICADO HEBREO DE LA PALABRA BELÉN

Belén es la palabra 1035 de Strong en la Concordancia hebrea. Viene de dos palabras hebreas. Beit y Léjem. Beit es la palabra 1004 de Strong que significa "Casa." Léjem es la palabra 3899 de Strong que significa "Pan." Así, Belén significa en hebreo, "Casa de Pan." En Juan (Yojanán) 6:33-35, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús dijo que Él era el Pan (maná) que el Di-s de Israel envió desde el Cielo (Maljut Shamayim), según está escrito en Juan 6:33-35:

"Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo. Le dijeron: Señor, danos siempre este pan. Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mi cree, no tendrá sed jamás."

La noche antes de que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fuese crucificado sobre un madero (1ª Corintios 11:23), Él tuvo la cena Seder de Pascua (Pésaj) (Lucas 22:15). Él tuvo una cena Seder de Pascua (Pésaj), se come un pan conocido como matsá. En Lucas 22:15, 19, Yeshúa/Jesús dijo que este pan matsá representaba Su cuerpo, según está escrito:

"Y les dijo: ¡cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca!…Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí."

La bendición que se dice sobre el pan se llama HaMotsi. En hebreo la bendición es: "Baruj atá Adonai Eloheinu Mélej Ha Olam Ha Motsi Léjem Min Ha Erets" que en español significa, "Bendito Tú oh S-ñor nuestro Di-s Rey del Universo que haces salir el pan de la tierra."

Espiritualmente (sod/significado más profundo), el HaMotsi es una oración de acción de gracias al Di-s de Israel por la resurrección del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús que fue "sacado" (resucitado) de la tierra. Además, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús nació en un lugar llamado Belén (Beit Léjem) que significa Casa de Pan" en hebreo.

 

EL PADRE TERRENAL DE YESHÚA/JESÚS FUE JOSÉ

El padre terrenal del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue José (Yosef). En Mateo (Matityahu) 1:16, está escrito:

"Y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo."

Es un pensamiento tradicional judío de que el Mesías (Mashíaj) judío, tiene dos funciones principales que cumplir en la redención. El Mesías (Mashíaj) es visto como un Mesías sufriente y como un Rey Mesías. Al Mesías sufriente le es dado el nombre de Mesías ben Yosef (José). Al Rey Mesías es dado el nombre de Mashíaj ben David. Tanto los creyentes judíos como no-judíos en Yeshúa/Jesús como el Mesías (Mashíaj) judío saben que Él vino a la tierra en Su primera venida como el Mesías sufriente (Mesías ben Yosef) y volverá como el Mesías Rey (Mashíaj ben David).

El padre terrenal del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús era llamado José (Yosef). Por lo tanto, Yeshúa/Jesús era llamado el hijo de José. Esto tiene un significado doble. En la interpretación literal (peshat), Yeshúa/Jesús era el hijo terrenal de José (Yosef). Espiritualmente (sod/significado más profundo), el hijo de José es una alusión a Yeshúa/Jesús siendo el Mesías ben Yosef (Mesías hijo de José). En Juan (Yojanán) 1:45, Felipe reconoció que Yeshúa/Jesús era el hijo de José (Mashíaj ben Yosef), según está escrito:

"Felipe halló a Natanael, y le dijo: hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley [Torá], así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret."

Por lo tanto, a partir de estas cosas, podemos comprender que el Mesías (Mashíaj) judío nació como un judío.

 

YESHÚA/JESÚS CRECIÓ COMO UN JUDÍO

En Lucas 2:40, se nos dice que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús creció tanto físicamente como espiritualmente, según está escrito:

"Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él."

 

YESHÚA/JESÚS ES UN HIJO DEL MANDAMIENTO

A la edad de 12/13 años, un niño judío es considerado un adulto. En esta edad, un niño judío es responsable de conocer, estudiar y andar en los mandamientos del Di-s de Israel. Hoy en día, hay un recuerdo especial de este acontecimiento en la vida de un niño judío. Es conocido como un Bar Mitsvá." Bar Mitsvá significa hijo del mandamiento."

La Torá es los mandamientos del Di-s de Israel. Aquellos que conocen la Torá del Di-s de Israel y andan en sus instrucciones de la Torá son conocidos como los "hijos" de Di-s. El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús demostró su conocimiento superior de la Torá del Di-s de Israel en el Bar Mitsvá, a la edad de 12 años. En Lucas 2:42, 46-47 está escrito:

"Y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta de la pascua;…y aconteció tres días después le hallaron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley [rabinos de la Torá], oyéndoles y preguntándoles. Y todos los que le oían, se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas."

 

NUESTRO MESÍAS JUDÍO: SU VIDA, MINISTERIO Y ENSEÑANZAS

Hasta aquí, hemos estudiado cómo el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús nació y creció como un judío. A continuación examinaremos las raíces judías de su vida adulta, ministerio y enseñanzas.

 

YESHÚA/JESÚS FUE UN CARPINTERO

La ocupación terrenal del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue la de un carpintero. En Marcos 6:2-3, está escrito:

"Y llegado el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga; y muchos, oyéndole, se admiraban, y decían…No es éste el carpintero, hijo de María?"

 

YESHÚA/JESÚS ES UN CONSTRUCTOR DE LA CASA DE DI-S

Así como hay un doble significado de que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús era el hijo de José, la ocupación de Yeshúa/Jesús tiene un doble significado también. En el sentido literal (peshat), Yeshúa/Jesús fue un carpintero y construía casas. Espiritualmente (sod/significado más profundo), el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue fiel de "construir la casa" del Di-s de Israel. En Hebreos 3:1-6 está escrito:

"Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol [Shaliaj] y sumo sacerdote [Cohén HaGadol] de nuestra profesión, Cristo Jesús; el cual es fiel al que le constituyó, como también lo fue Moisés [Moshé] en toda la casa de Dios. Porque de tanto mayor gloria que Moisés es estimado digno éste, cuanto tiene mayor honra que la casa el que la hizo. Porque toda casa es hecha por alguno; pero el que hizo todas las cosas es Dios. Y Moisés [Moshé] a la verdad fue fiel en toda la casa de Dios, como siervo, para testimonio de lo que se iba a decir; pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue fiel en la construcción de la casa espiritual de Di-s.

 

TENER UN HIJO ES CONSTRUIR UNA CASA

En el pensamiento tradicional judío, tener un hijo está asociado con construir una casa y levantar el nombre de la familia. En el Salmo (Tehilim) 2:6-7, el Mesías Regio judío es llamado el Hijo de Di-s, según está escrito:

"Yo he puesto mi rey sobre Sión, mi santo monte. Yo publicaré el decreto [uno de los pasos para la entronización del rey judío]; el Señor me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy."

En Hechos 13:33, confirma el Salmo (Tehilim) 2:6-7 está hablando sobre el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús, según está escrito:

"La cual Dios ha cumplido a los hijos de ellos, a nosotros, resucitando a Jesús; como está escrito también en el salmo segundo: Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy."

En la Mikvá (inmersión/bautismo) del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús, una voz (kol) del cielo habló a Yeshúa/Jesús y le llamó el Hijo de Di-s. En Mateo (Matityahu) 3:13, 16-17 está escrito:

"Entonces Jesús vino de Galilea a Juan [Yojanán el Inmersor] al Jordán, para ser bautizado por él…y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios [Rúaj HaKódesh] que descendía como paloma, y venía sobre él. Y hubo una voz que decía: Este es mi Hijo amado [Salmo 2:7], en quien tengo complacencia."

Una vez más, en el pensamiento tradicional judío, tener un hijo está asociado con construir una casa. Esta verdad se puede comprender de la lengua hebrea misma. La palabra hebrea para hijo es "ben." Es la palabra 1121 de Strong en la Concordancia Hebrea. Hijo o ben en hebreo significa "un hijo o constructor del nombre de la familia." Hijo o ben en hebreo viene de la palabra 1129 que es la palabra hebrea "Baná" que significa "construir." La palabra hebrea para casa es, beit, Es la palabra 1004 de Strong. La palabra hebrea para casa, beit, también viene de la palabra hebrea "baná" que significa "construir." Por lo tanto, la lengua hebrea nos comunica que tener un hijo está asociado con construir una casa o levantar el nombre de la familia. Esta verdad espiritual se puede ver en la Torá en el libro de Deuteronomio (Devarim) 25:5-9, según está escrito:

"Cuando hermanos habitaren juntos, y muriere alguno de ellos, y no tuviere hijo, la mujer del muerto no se casará fuera con hombre extraño; su cuñado se llegará a ella, y la tomará por su mujer, y hará con ella parentesco. Y el primogénito que ella diere a luz sucederá en el nombre de su hermano muerto, para que el nombre de éste no sea borrado de Israel. Y si el hombre no quisiere tomar a su cuñada, irá entonces su cuñada a la puerta, a los ancianos, y dirá: Mi cuñado no quiere suscitar nombre en Israel a su hermano; no quiere emparentar conmigo. Entonces los ancianos de aquella ciudad lo harán venir, y hablarán con él; y si él se levantare y dijere: No quiero tomarla, se acercará entonces su cuñada a él delante de los ancianos, y le quitará el calzado del pie, y le escupirá en el rostro, y hablará y dirá: Así será hecho al varón que no quiere edificar la casa de su hermano."

Se puede ver también en Rut 4:11 que tener un hijo está asociado con levantar una casa. Las dos madres terrenales de las dos casas de Israel Raquel y Lea, compitieron entre ellas sobre tener hijos para edificar la casa de Jacob. En Rut 4:11 está escrito:

"Y dijeron todos los del pueblo que estaban a la puerta con los ancianos: Testigos somos. El Señor haga a la mujer que entra en tu casa como a Raquel y Lea, las cuales edificaron la casa de Israel; y tú seas ilustre en Efrata, y seas de renombre en Belén."

 

LA FAMILIA ESPIRITUAL DE DI-S TOMA NOMBRE DEL MESÍAS

Porque el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue fiel en Su tarea de construir la casa espiritual de Di-s, la familia espiritual del Di-s de Israel ha tomado el nombre del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús. En Efesios 3:14-15 está escrito:

"Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda la familia en los cielos y en la tierra."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús vino para gobernar sobre las dos casas de Israel conocidas como la casa de Jacob. En Lucas 1:31-33 está escrito:

"Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús [Yeshúa].Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin."

 

YESHÚA/JESÚS ES NUESTRO SUMO SACERDOTE

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús empezó su ministerio público a los 30 años de edad. En Lucas 3:21-23 esta escrito:

"Aconteció que cuando todo el mundo se bautizaba [mikvá/inmersión], también Jesús fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, y descendió el Espíritu Santo [Rúaj HaKódesh] sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo, que decía: Tú res mi Hijo amado; en ti tengo complacencia. Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años de edad."

Espiritualmente (sod/significado más profundo), comenzando Su ministerio público a los treinta años de edad, el Di-s de Israel está comunicándonos que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús tenía un ministerio sacerdotal. La Torá, nos dice que un sacerdote no podía ejercer sus obligaciones en el Tabernáculo hasta que tuviera treinta años de edad. En Números (Bemidbar) 4:1-3 está escrito:

"Habló el Señor a Moisés y a Aarón, diciendo: Toma la cuenta de los hijos de Coat de entre los hijos de Leví, por sus familias, según las casas de sus padres, de edad de treinta años arriba hasta cincuenta años, todos los que entran en compañía para servir en el tabernáculo de reunión."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús es nuestro gran Sumo Sacerdote (Cohén HaGadol). En Hebreos 3:1, 4:14-16 está escrito:

"Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol [Shaliaj] y sumo sacerdote [Cohén HaGadol] de nuestra profesión, Cristo Jesús…Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús es nuestro gran Sumo Sacerdote (Cohén HaGadol) según el orden de Melquisedec. En Hebreos 7:15,17,21 está escrito:

"Y esto es aun más manifiesto, si a semejanza de Melquisedec se levanta un sacerdote distinto…Pues se da testimonio de él: Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec [Salmo 110:4]…Juró el Señor y no se arrepentirá. [Yeshúa/Jesús] eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec."

 

YESHÚA/JESÚS FUE UN RABÍ JUDÍO

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue un Rabí. Un rabí en hebreo significa "un maestro." En Juan (Yojanán) 1:38, Yeshúa/Jesús es llamado Rabí, según está escrito:

"Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras?."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús es llamado también Rabí en Juan (Yojanán) 3:1-2, según está escrito:

"Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede estas señales que tú haces, si no está Dios con él."

En el pensamiento judío, otro nombre para el Mesías (Mashíaj) es el maestro de justicia. En Oseas (Hoshea) 6:3 está escrito:

"Y conoceremos, y proseguiremos en conocer al Señor; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra."

En Joel (Yoel) 2:23 está escrito:

"Vosotros también, hijos de Sión, alegraos y gozaos en el Señor vuestro Dios; porque os ha dado porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio."

Oseas (Hoshea) 6:3 está hablando sobre la venida del Mesías (Mashíaj) judío. Si comparamos Oseas (Hoshea) 6:3 con Joel (Yoel) 2:23, podemos ver que la primera lluvia es la palabra hebrea moré que significa "maestro" y la palabra a su tiempo en Joel (Yoel) 2:23 es la palabra hebrea tsedaká que significa "justicia." Los Rabinos son maestros de la Torá. En el pensamiento judío, la lluvia es un tipo de la Torá. Por lo tanto, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue un Rabí quien fue un maestro de justicia (la Torá).

 

EL RABÍ JUDÍO YESHÚA/JESÚS TENÍA
ESTUDIANTES DE SUS ENSEÑANZAS

En el pensamiento judío, un Rabí (que significa maestro) tiene estudiantes/discípulos (talmidim). Un discípulo es un estudiante. Los estudiantes más íntimos del Mesías (Mashíaj) fueron llamados sus discípulos (talmidim). Estos doce discípulos (talmidim) aparecen sus nombres en Mateo (Matityahu) 10:1-4, según está escrito:

"Entonces llamando a sus doce discípulos [talmidim], les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia. Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo, Simón el cananita, y Judas Iscariote, el que también le entregó."

 

YESHÚA/JESÚS ENSEÑÓ COMO UN RABÍ EN PARÁBOLAS

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús enseñó en parábolas. Las parábolas con un estilo rabínico de enseñanza de la Torá. En el primer siglo, la mayoría de los rabinos eran agádicos. Agadá es un estilo judío de enseñanza de la Torá, usando parábolas e ilustrando historias para comunicar un mensaje espiritual. Hoy en día, en la casa de Judá (Judaísmo tradicional), la mayoría de los rabinos son halájicos. Halajá es la manera en que uno anda o sigue los mandamientos del Di-s de Israel. Los rabinos halájicos dan instrucciones de cómo seguir la Torá del Di-s de Israel que ha sido pasado de una generación a otra. Fue profetizado que el Mesías (Mashíaj) judío que enseñaría la Torá del Di-s de Israel en parábolas. En el Salmo (Tehilim) 78:1-3 está escrito:

"Escucha, pueblo mío, mi ley [Torá]; inclinad vuestro oído a las palabras de mi boca. Abriré mi boca en proverbios (parábolas); hablaré cosas escondidas desde tiempos antiguos."

En Mateo (Matityahu) 13:34-35 se nos dice que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús habló en parábolas, según está escrito:

"Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba; para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo."

 

YESHÚA/JESÚS ENSEÑÓ DE LAS ESCRITURAS JUDÍAS (TANAJ)

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús enseñó de las Escrituras judías. Las Escrituras judías son conocidas como el TaNaJ. Los Escrituras judías están divididas en tres secciones. La primera sección es conocida como la Torá. La siguiente sección es conocida como los profetas (Nevi'im). La última sección es conocida como los escritos (Ketuvim). Los Salmos (Tehilim) están puestos en la sección de las Escrituras judías conocidas como los escritos (Ketuvim). TaNaJ es un acrónimo en hebreo que consiste de la primera letra de cada una de las tres secciones de las Escrituras judías.

Es el pensamiento judío tradicional, que todas las Escrituras en el TaNaJ (Antiguo Testamento) están escritas sobre el Mesías (Mashíaj). En el Salmo (Tehilim) 40:7-8 está escrito:

"Entonces dije: He aquí, vengo; en el rollo del libro está escrito de mí [el Mesías Judío]; el hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley [Torá] está en medio de mi corazón."

En Lucas 24:44, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús se refirió al orden de las tres secciones de la Escrituras judías (TaNaJ), y proclamó que las Escrituras judías hablan de Él, según está escrito:

"Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros; que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí [Salmo 40:7-8] en la ley [Torá] de Moisés [primera sección de las Escrituras judías], en los profetas [segunda sección de las Escrituras judías] y en los Salmos [la tercera sección de las Escrituras judías]."

 

YESHÚA/JESÚS FUE UN JUDÍO OBSERVANTE DE LA TORÁ

Anteriormente en este capítulo, vimos que Yeshúa/Jesús fue un Rabí judío. Tenía estudiantes/discípulos (talmidim) que aprendieron sus enseñanzas. Sus enseñanzas venían de las Escrituras judías (TaNaJ). Como Rabí judío Yeshúa/Jesús enseñó de la Torá del Di-s de Israel. Él enseñó como un Rabí agádico en parábolas. El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue un judío observante y Él enseñó a Sus seguidores a ser observantes de la Torá. El pecado es la transgresión de la Torá. En 1ª Juan (Yojanán) 3:4 está escrito:

"Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley [Torá]."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue SIN PECADO. Por lo tanto, él NUNCA transgredió la Torá del Di-s de Israel. En 1ª Pedro (Kefa) 2:21-22 está escrito:

"Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo [Mashíaj] padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas; el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca."

El profeta Isaías (Yeshayahu) dice también que el Mesías (Mashíaj) viviría una vida sin pecado. En Isaías (Yeshayahu) 53:1, 3-6, 9-10 está escrito:

"¿Quién ha creído nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo [zeroá] del Señor?…Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, y por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones [el pecado es transgresión de la Torá - 1ª Juan 3:4] , molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas el Señor cargó en él el pecado de todos nosotros…Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca. Con todo eso, el Señor quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad del Señor será en su mano prosperada."

En 2ª Corintios 5:19, 21 está escrito:

"Que Dios estaba en Cristo [Mashíaj] reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación…Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue sin pecado. Ya que el pecado es la transgresión de la Torá, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús nunca transgredió la Torá. El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue un judío observante de la Torá. Como cualquier rabí judío observante de la Torá, Él enseñó a Sus estudiantes (talmidim) a ser observantes de la Torá. De hecho, Yeshúa/Jesús enseñó a aquellos que creyeron en Él como el Mesías (Mashíaj) y fueron observantes de la Torá que serían bendecidos por encima de aquellos que creyeron en Él como Mesías (Mashíaj), pero no eran observantes de la Torá. En Mateo (Matityahu) 5:17-19, Yeshúa/Jesús enseñó estas palabras, según está escrito:

"NO PENSÉIS que he venido para abrogar la ley [Torá] o los profetas [Nevi'im]; no he venido para abrogar [interpretar y enseñar incorrectamente la Torá], sino para cumplir [interpretar y enseñar correctamente la Torá]. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota [ "yod" que es la letra más pequeña del alfabeto hebreo] ni una tilde [taguim que son tildes que se ponen encima de algunas letras hebreas] pasará de la ley [Torá], hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos [Maljut Shamayim]; mas cualquiera que los haga y enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos [Maljut Shamayim]."

En estos versículos, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús enseñó que Él no había venido a destruir la Torá, sino a cumplirla. "Destruir la Torá" y "cumplir la Torá" son modismos judíos. Un modismo es una expresión del lenguaje vulgar que es comprendido en la cultura de su día. "Destruir la Torá" es un modismo judío que significa interpretar y enseñar incorrectamente la Torá. "Cumplir la Torá" es un modismo hebreo que significa interpretar y enseñar correctamente la Torá. Por lo tanto, podemos comprender por estas cosas que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue un judío observante de la Torá, y Él enseñó a Sus estudiantes (talmidin) a observarla también.

 

LA TORÁ ES VERDAD Y LUZ

La Torá del Di-s de Israel es llamada verdad. En el Salmo (Tehilim) 119:142 está escrito:

"Tu justicia es justicia eterna, y tu ley [Torá] la verdad."

La Torá es llamada también verdad en Malaquías 2:1, 6-7, según está escrito:

"Ahora, pues, oh sacerdotes, para vosotros es este mandamiento…La ley [Torá] de verdad estuvo en su boca, e iniquidad no fue hallada en sus labios…porque los labios del sacerdote han de guardar la sabiduría, y de su boca el pueblo buscará la ley [Torá]; porque mensajero es del Señor de los ejércitos."

En estas Escrituras, vemos que el Di-s de Israel llama a Su Torá verdad y son los sacerdotes que son ordenados a enseñar la Torá del Di-s de Israel a Su pueblo. El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús es el gran Sumo Sacerdote (Cohén HaGadol) del Di-s de Israel, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús enseñó a Sus estudiantes/discípulos (talmidim) a andar (halajá) en la verdad que es la Torá (Salmo 119:142). En Juan (Yojanán) 8:31-32, Yeshúa/Jesús enseñó a Sus estudiantes/discípulos (talmidim) estas palabras, según está escrito:

"Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra [en el pensamiento judío, Torá es sinónimo de la Palabra de Di-s], seréis verdaderamente mis discípulos [talmidim]; y conoceréis la verdad [que es la Torá - Salmo 119:142], y la verdad [Torá] os hará libres."

En Juan (Yojanán) 17:17, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús oró para que Sus estudiantes/discípulos (talmidim) fuesen santificados (que significa santo y puesto aparte) siguiendo la verdad (que es la Torá - Salmo 119:142), según está escrito:

"Santifícalos [sean santos y puestos aparte] en tu verdad tu palabra [Torá]; tu palabra es verdad."

El Espíritu Santo (Rúaj HaKódesh) es llamado el Espíritu de verdad (que es la Torá - Salmo 119:142). Es responsabilidad suya de guiar a los seguidores de Yeshúa/Jesús como Mesías (Mashíaj) para que sigan la Torá del Di-s de Israel y testificar que Yeshúa/Jesús es el Mesías (Mashíaj) judío. En Juan 15:26, 16:13, está escrito:

"Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio de mí…Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir."

La Torá se llama también una lámpara y una luz. En Proverbios (Mishlei) 6:23 está escrito:

"Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza [Torá] es luz, y camino de vida las reprensiones que te instruyen."

En el Salmo 119:97; 105, David escribe que él ama la Torá porque es una luz para él, según está escrito:

"¡Oh cuánto amo yo tu ley [Torá]! Todo el día es ella mi meditación…Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús enseñó a los que guardan la Torá del Di-s de Israel (que es luz) que fuesen luz para el mundo. En Mateo (Matityahu) 5:14-16 está escrito:

"Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos."

Los seguidores del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús son llamados a ser hijos de luz, (lo que es la Torá). En Efesios 5:8 está escrito:

"Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad (halajá) como hijos de luz."

 

YESHÚA/JESÚS ENSEÑÓ LA SHEMÁ

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús enseñó a sus estudiantes/discípulos (talmidim) que el mandamiento mayor de la Torá es la SHEMÁ. La palabra hebrea SHEMÁ es la palabra 8085 de Strong en la Concordancia Hebrea y significa "oír, hacer y obedecer." Es la primera palabra en Deuteronomio (Devarim) 6:4. En Deuteronomio (Devarim) 6:4 está escrito:

"Oye, Israel: El Señor, nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas."

El Di-s de Israel ordenó también a Su pueblo en la Torá a amar a su prójimo como a sí mismo. En Levítico (Vayikrá) 19:18, según está escrito:

"No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo el Señor."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús enseñó que la SHEMÁ es el mandamiento mayor de la Torá, y amar a su prójimo como el segundo mayor mandamiento de la Torá. En Marcos 12:28-31 está escrito:

"Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le pregunto: ¿Cuál es el primer [el mayor] mandamiento [en la Torá] de todos? Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel, el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas [Deuteronomio 6:4-5]. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo [Levítico 19:18]. No hay otro mandamiento mayor que éstos."

 

YESHÚA/JESÚS ADORÓ EN LA SINAGOGA EN SHABAT

Siendo observante de la Torá, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús adoró en una sinagoga judía cada Shabat. En Lucas 4:14-16 está escrito:

"Y Jesús volvió en el poder Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos. Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de shabat entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer."

Es una costumbre judía llamar a un lector a leer la parashá (lectura semanal) cada shabat desde un podio elevado (bimá). Cuando viene, el lector es considerado como hacer aliyá (que significa subir o ascender). Es una tremenda bendición para el lector poder leer las Escrituras judías del Di-s de Israel. En Lucas 4:17, el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús siguió la costumbre judía. En Lucas 4:17 está escrito:

"Y se le dio (hizo aliyá) el libro del profeta Isaías…"

Porque el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue un judío observante de la Torá, Él adoró semanalmente en la sinagoga judía en el Shabat.

 

YESHÚA/JESÚS GUARDÓ LAS FIESTAS BÍBLICAS

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús y Sus padres guardaban las Fiestas Bíblicas que se encuentran en Levítico (Vayikrá) 23. En Lucas 2:41-42, Yeshúa/Jesús y sus padres guardaron la fiesta bíblica de Pascua (Pésaj), según está escrito:

"Iban sus padres todos los años a Jerusalén en la fiesta de la pascua; y cuando tuvo doce años, subieron a Jerusalén conforme a la costumbre de la fiesta."

De hecho, la última cena que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús tuvo fue una Seder de Pascua (Pésaj). En Lucas 22:14-15 está escrito:

"Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca [ser crucificado sobre el madero]!

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús guardó Sukot (La Fiesta de los Tabernáculos). El último día de Sukot, es un día especial conocido como Hoshaná Rabá, que significa "la gran salvación." En el primer siglo, tenía lugar una ceremonia especial en el Templo (Beit HaMikdash) en Hoshaná Rabá, donde se daban siete vueltas alrededor del altar. Mientras daban estas siete vueltas, se hacían oraciones especiales de hoshaná. Estas oraciones incluían las palabras, ¡sálvanos ahora, te suplicamos!

El agua era un aspecto muy importante de la celebración de Sukot (Fiesta de los Tabernáculos). Durante el primer siglo, había una importante ceremonia de derramamiento de agua que tenía lugar cada día, durante los siete días de Sukot excepto en el primer día. Esta ceremonia era conocida como Simjat Beit HaShoevá (el regocijo en la casa donde se extrae el agua) (Talmud, Sukkot 5). Fue en medio de este entorno que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús estaba presente en Sukot (Fiesta de los Tabernáculos), en el último día conocido como Hoshaná Rabá. En Juan (Yojanán) 7:2, 37,38 que está escrito:

"Estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los tabernáculos… En el último día de la fiesta [Hoshaná Rabá], Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva."

La Fiesta de los Tabernáculos (Sukot) es conocida como la "estación de nuestro gozo" por la casa de Judá (Judaísmo). Durante esta celebración de Sukot (Fiesta de los Tabernáculos), se cita frecuentemente Isaías (Yeshayahu) 12:3, según está escrito:

"Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de salvación."

Yeshúa/Jesús en hebreo significa "salvación." Él es el Mesías (Mashíaj) judío y la salvación (Yeshúa), tanto de la casa de Judá (Judaísmo) y de la casa de Israel (Cristianismo).

Para un estudio más detallado del Mesías y de las Fiestas Bíblicas, le ánimo a que lea mi libro, "Las Siete Fiestas del Mesías." En este libro enseño cómo el Di-s de Israel dio las Fiestas Bíblicas en Levítico (Vayikrá) 23, para enseñar sobre la primera y segunda venida del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús, así como nuestra relación personal con el Di-s de Israel.

 

YESHÚA/JESÚS VIVIÓ COMO UN JUDÍO

En esta sección de este capítulo del libro, hemos mostrado que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús vivió como un judío. Fue un rabí judío. Él enseñó a sus seguidores a que observaran la Torá. Los seguidores de sus enseñanzas fueron conocidos como estudiantes/discípulos (talmidim). El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús enseñó a Sus seguidores en parábolas como un rabí agádico. Él enseñó que el mandamiento mayor en la Torá es la SHEMÁ (Deuteronomio [Devarim] 6:4-5).

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús fue un judío observante de la Torá. Él adoró en la sinagoga judía en el Shabat. Él guardó las Fiestas Bíblicas que se encuentran en Levítico 23. En Su vida, ministerio y enseñanzas de adulto, Yeshúa/Jesús vivió el estilo de vida de un judío observante de la Torá.

En las secciones finales de este capítulo, mostraremos cómo el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús murió como judío y volverá a gobernar y reinar en la Edad Mesiánica (Atid Lavó) enseñando la Torá del Di-s de Israel a todas las naciones durante ese tiempo.

 

YESHÚA/JESÚS MURIÓ COMO UN JUDÍO

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús murió como judío. Él tuvo un entierro judío. En Juan (Yojanán) 19:40, está escrito:

"Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar en los judíos."

 

CREER EN LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS ES JUDÍO

En el Judaísmo tradicional, hay trece artículos de la fe judía. Uno de estos artículos es una creencia en la resurrección de los muertos. El apóstol Pablo (Rabí Shaúl) era judío y un israelita de la tribu de Benjamín (Filipenses 3:5). Él tomó un voto de Nazareno (Números 6:1-21) en Hechos 21:20-26, como un testigo para testificar de que él enseñaba a los judíos creyentes (casa de Judá) en Yeshúa/Jesús como Mesías (Mashíaj) que observaran la Torá. En 1ª Corintios 15:1, 3-4, 14, 20, 23 el Apóstol Pablo (Rabí Shaúl) escribe:

"Además, os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis…porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras [judías] y que fue sepultado [como un judío], y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras [judías]Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe…Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho…Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida."

El Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús resucitó de entre los muertos de acuerdo con la creencia tradicional judía en la resurrección de los muertos.

 

YESHÚA VOLVERÁ EN SU SEGUNDA VENIDA
SOBRE EL MONTE DE LOS OLIVOS

Es tradición judía que el Monte de los Olivos es llamado el "monte del Mesías." Cuando el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús ascendió al cielo después de Su resurrección de los muertos. Lo hizo desde el Monte de los Olivos. En Hechos 1:9-12, está escrito:

"Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. Entonces volvieron a Jerusalén desde el monte que se llama del Olivar, el cual está cerca de Jerusalén, camino de un día de reposo."

Cuando el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús vuelva a la tierra en Su segunda venida como el Mesías Rey (Mashíaj ben David), Él lo hará poniendo Sus pies sobre el monte de los Olivos. En Zacarías 14:3-4, está escrito:

"Después saldrá el Señor y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. Y se afirmará sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está enfrente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur."

 

YESHÚA ENSEÑARÁ LA TORÁ A LAS NACIONES
DURANTE LA EDAD MESIÁNICA

Después de que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús regrese a la tierra en Su segunda venida como el Mesías Rey (Mashíaj ben David), después de poner Sus pies sobre el monte de los Olivos (Hechos 1:9-12; Zacarías 14:3-4). Él enseñará y reinara sobre todas las naciones, enseñando la Torá durante la Edad Mesiánica (Atid Lavó) desde la ciudad de Jerusalén (Yerushalayim). En Isaías (Yeshayahu) 2:2-3 está escrito:

"Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa del Señor como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Señor. Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán para la guerra."

Cuando se enseñe la Torá a todas las naciones durante la Edad Mesiánica (Atid Lavó), entonces, la gran comisión del Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús será cumplida. La gran comisión de Yeshúa/Jesús es un mandamiento para Su seguidores para hacer estudiantes/discípulos (talmidim) de todas las naciones enseñándoles que observen todas las cosas (La Torá) que les ordenó. En Mateo (Matityahu) 28:18-20, según está escrito:

"Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo, y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones [la Torá], bautizándolos [mikvá/inmersión] en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo [Rúaj HaKódesh]; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado [la Torá]; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Durante la Edad Mesiánica (Atid Lavó), habrá un Templo (Beit HaMikdash) en Jerusalén (Yerushalayim). Se nos dice esto en Ezequiel (Yejezkel) capítulos 40-48. En esos capítulos, se nos dice también que durante la Edad Mesiánica (Atid Lavo), todas las naciones guardarán el Shabat y las fiestas bíblicas y la nueva luna. En Ezequiel (Yejezkel) 41:1; 42:1; 43:5; 44:1; 46:1, 3, el Shabat y la nueva luna serán observados, según está escrito:

"Me introdujo en el templo… me trajo luego al atrio exterior… Y me alzó el Espíritu y me llevó al atrio interior… me hizo volver hacia la puerta exterior del santuario, la cual mira hacia el oriente; y estaba cerrada…Así ha dicho el Señor: La puerta del atrio interior que mira al oriente estará cerrada los seis días de trabajo, y el día de reposo se abrirá, se abrirá también el día de la luna nueva…asimismo adorará el pueblo de la tierra delante del Señor; a la entrada de la puerta, en los días de reposo y en las lunas nuevas."

La adoración al Di-s de Israel en el Shabat y la nueva luna se hará también en los tiempos de los nuevos cielos y la nueva tierra. En Isaías (Yeshayahu) 66:22-23 está escrito:

"Porque como los cielos nuevos y la tierra nueva que yo hago permanecerán delante de mí, dice el Señor, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. Y de mes en mes y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo el Señor."

Durante la Edad Mesiánica (Atid Lavó), el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús instruirá a todas las naciones a guardar las fiestas bíblicas. En Ezequiel (Yejezkel) 45:21, la Pascua (Pésaj) y los Panes sin Levadura (Jag HaMatsot) serán observadas, según está escrito:

"El mes primero, a los catorce días del mes, tendréis la pascua, fiesta de siete días; se comerá pan sin levadura."

Además, la Edad Mesiánica (Atid Lavó), el Di-s de Israel requerirá a todas las naciones a guardar la fiesta de los tabernáculos (Sukot). En Zacarías 14:16-17 está escrito:

"Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, al Señor de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos. Y acontecerá que los de las familias de la tierra que no subieren a Jerusalén para adorar al Rey, el Señor de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia."

Por lo tanto, desde estas Escrituras, podemos comprender que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús estará enseñando a las naciones a seguir la Torá durante la Edad Mesiánica.

 

YESHÚA/JESÚS ES NUESTRO MESÍAS

En este capítulo, hemos aprendido que el Mesías (Mashíaj) judío Yeshúa/Jesús es el Mesías (Mash����aj) de las dos casas de Israel (Judaísmo y Cristianismo). Yeshúa/Jesús nació como un judío. Se crió y fue educado por unos padres judíos en una hogar judío. Él vivió un estilo de vida basada en la observancia de la Torá. Él fue un rabí judío y Él enseñó a Sus estudiantes/discípulos (talmidim) a vivir un estilo de vida basada en la observancia de la Torá. Yeshúa/Jesús murió como un judío. Cuando Él regrese en Su segunda venida para ser el Mesías Rey, conocido como el Mashíaj ben David, Él enseñará la Torá a las naciones desde la ciudad de Jerusalén (Yerushalayim).

Con el fin de ser restaurados completamente al Di-s de Israel, la casa de Judá (Judaísmo) y la casa de Israel (Cristianismo), necesitamos reconocer que Yeshúa/Jesús es nuestro Mesías (Mashíaj) JUDÍO y necesitamos identificarnos con sus raíces judías. La casa de Judá (Judaísmo) necesita aceptar que Yeshúa/Jesús es el Mesías (Mashíaj) prometido, según fue predicho en las Escrituras judías. La casa de Israel (Cristianismo) necesita identificarse más plenamente con las raíces judías de Yeshúa/Jesús y abrazar las raíces judías de la fe en el Mesías. Cuando sucedan estas cosas, el Di-s de Israel traerá la total restauración a ambas casas de Israel. Quiera Di-s que suceda pronto en nuestros días. Amén.

 

Continuar para Capitulo 7

 

 

 

 

 

The Hebraic Life and Ministry of the Messiah

 

Hebraic Life of Yeshua

This teaching will help you to identify with the Hebraic Life, Ministry and Teachings of Yeshua the Messiah. Yeshua was born a Jew. He lived a Jew. He died a Jew. He celebrated the weekly Sabbath and annual Festivals. He taught the Torah in parables and the Torah to all nations from Jerusalem during the Messianic Era.

Order Here!

   
   
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
   
 
©2010-2014 Hebraic Heritage Ministries International.  Designed by Web Design by JB.